Contratos laborales de duración determinada y por periodo de prueba

Contratos laborales de duración determinada y por periodo de prueba

Los contratos laborales que se celebran entre trabajador y patrón son documentos delicados de tratar, te decimos de qué va cada uno.

¿Qué son los contratos laborales de duración determinada?

De acuerdo a la Ley Federal del Trabajo, los contratos laborales de duración determinada, establecen que un  documento de este tipo se establecerá por un período determinado, de duración indefinida, tarea específica, temporada específica, como formación inicial y período de prueba / ensayo. 

Cuando el documento carece de términos expresos, el contrato de trabajo se interpreta como contrato a término indefinido. Cuando se trata de un contrato laboral de duración especificada se puede celebrar sólo en el caso de que la naturaleza del trabajo a realizar lo requiera, como es el caso de trabajos temporales por temporada, por poner un ejemplo o cuando el contrato es proporcionar un sustituto temporal para otro empleado. Estos casos se encuentran previstos en esta Ley.

En la situación de que el contrato se llevara a cabo a plazo fijo está aún sin terminar, la relación laboral puede continuar durante el tiempo indefinido que las circunstancias lo permitan.

Si es tu caso el de que firmaste un contrato a plazo fijo tienes los mismos derechos y obligaciones que los trabajadores con contrato indefinido, en proporción al tiempo trabajado en cada período.

Fuente: Artículos 35-39 de la Ley Federal del Trabajo

¿Qué es un contrato laboral con periodo de prueba?

A este tipo de contrato laboral se le llama de prueba o aprendizaje y en él se fija un periodo de trabajo de 30 días para contratos que serán mayores a seis meses o de tiempo indefinido en el futuro. 

Este periodo de prueba estipulado en un contrato laboral, se puede extender sólo hasta 180 días o seis meses, en el caso de que el trabajador esté aplicando para un puesto directivo o desempeñe funciones administrativas en la compañía o establecimiento o también para llevar a cabo trabajo técnico o profesional especializado. Muchas empresas aplican este periodo de prueba 

previo a contratos de duración indefinida y contratos específicos de proyectos / tareas y se convierte en indefinido ante la ley cuando la duración excede de seis meses.

Durante el período de prueba que ampara el contrato laboral, el trabajador tendrá garantizado el salario, así como seguridad social y los beneficios de la categoría o puesto ocupado. 

En el caso de que el trabajador no cumpla con las habilidades requeridas, el empleador puede terminar la relación laboral siempre y cuando se cumpla el período de prueba, esto sin ninguna responsabilidad legal, tras considerar la opinión de la Comisión Mixta de Capacitación, Adiestramiento y Productividad Laboral.

Fuente: Artículos  39-A de la Ley Federal del Trabajo

Por: Azenet Folch

azenetfolch

azenetfolch

Deja un comentario