Contratos laborales por escrito ¿Cómo son y de qué forma funcionan?

Contratos laborales por escrito ¿Cómo son y de qué forma funcionan?

Conoce la diferencia entre contratos laborales escritos de duración determinada y contratos de periodos de prueba. 

Cuando firmamos contratos laborales escritos no siempre conocemos de qué va cada uno cuando se trata de nuestro primer empleo, por ello ahora te decimos cómo fuge cada uno. 

¿Qué son los contratos laborales escritos?

La Ley Federal del Trabajo establece como un contrato de trabajo individual, cualquiera que sea su forma o nombre, cuando uno celebra de común acuerdo con una empresa celebrando con una rúbrica y significa que una persona está obligada a trabajar en una posición de subordinación a cambio del pago de un salario por un periodo de tiempo.

Este contrato se comprende por término fijo, indefinido, por tarea específica, temporada específica, formación inicial y período de prueba o aprendizaje. 

En el caso de que el contrato no mencione disposiciones expresas referentes a tiempo, el documento mencionado de trabajo se interpreta como un contrato de duración indefinida. Es un hecho que dicho documento debe ser un acuerdo por escrito y firmado por ambas partes negociadoras. Las condiciones de trabajo deben estar escritas, así mismo si no hay convenios colectivos aplicables. 

En el caso del trabajador, el patrón deberá entregar una copia de las particularidades de su contrato y es importante que el contrato en ambas partes (Original y copia) esté escrito en idioma español sin que esto impida que las partes tengan una copia en otro idioma. En caso de que el contrato de parte de la empresa se haya redactado en otro idioma, en cuestiones legales, el que prevalecerá es el que se encuentra escrito en español. 

Las particularidades de acuerdo a la Ley Federal de Trabajo, el contrato deberán incluir la información: Nombre, nacionalidad, edad, sexo, estado civil, CURP, RFC y dirección del trabajador y del empleador; duración del contrato (término fijo, estacional, entrenamiento o por tiempo indefinido) y si el contrato está sujeto a un período de prueba; el servicio o servicios a proveer, los cuales deben determinarse tan precisamente como sea possible; el lugar o lugares donde el trabajo se llevará a cabo; las horas diarias de trabajo; la forma y monto del salario; la fecha y lugar del pago de salarios; entrenamiento; y otras condiciones, como días libres, vacaciones y otros términos acordados entre el empleado y el empleador.

En el caso de que en el contrato no se encuentren escritas las prestaciones de ley, no quiere decir que el patrón tenga derecho a privar al de los derechos que se deriven de las normas laborales y los servicios prestados. En caso de incumplimiento, el empleador deberá ser penalizado por no formalizar la relación laboral.

Fuente: Artículos  20, 24-26, 33-35 de la Ley Federal del Trabajo

Por: Azenet Folch

azenetfolch

azenetfolch

Deja un comentario