Consecuencias de firmar una hoja en blanco luego de tu contrato de trabajo

Consecuencias de firmar una hoja en blanco luego de tu contrato de trabajo

¿Firmar una hoja en blanco? En México se suele hacer esta práctica ilegal en las empresas al contratar a los trabajadores y tiene graves consecuencias. 

Si lees este post, seguro firmaste una hoja en blanco en algunos de tus empleos a los que aplicaste. Esta práctica es totalmente ilegal, aunque con tal de proteger su patrimonio, los empresarios exigen a sus nuevos colaboradores, que además de firmar su contrato laboral, pongan su rúbrica en una hoja en blanco. 

Este pedimento te lo harán hacer en una hoja tamaño oficio con un pequeño párrafo (para posteriormente cortar el texto y quede un tamaño carta). De inicio debes saber que es seguro que en algún momento lo usarán en  tu contra, con fines que convengan sólo a la empresa y en caso de que exista un juicio laboral, poder tenerla como testigo (desde luego falso) de tu renuncia. 

Aunque ellos y tú sabes que es una práctica indebida, se ven a menudo casos como este y si se da la oportunidad de exhibir el documento alterado en un juicio laboral, se considera una actuación notoriamente improcedente, en términos de los artículos 48, 48 Bis, fracción I, incisos a) y c) y 133, fracción VII de la LFT.

Este tipo de documentos es una falta a la ética profesional  y por ende el ánimo es el de restringir un derecho laboral y no surte a efectos laborales. debes saber que de antemano, si te hacen firmar un documento de esta naturaleza, los patrones serán acreedores a una multa, por el equivalente de 100 a 1000 veces la UMA, esto es de 8,962.00 a 86,620.00. Además la conducta descrita podría implicar una pena de prisión de seis meses a cuatro años de prisión, en el caso de acreditarse que el documento presentado como renuncia es falso (art. 1006, LFT).

Es un hecho, que  hojas en blanco es uno de los temas más escabrosos en la contratación laboral ya que estos documentos son usados en “el mejor” de los casos, para justificar una renuncia anticipada.

Según datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), los despidos injustificados son la tercera parte de los casos que llegan a las “Juntas”. De esa fracción, 60% son renuncias forzadas y esto tiene un fondo bastante turbulento, ya que con el uso de dicha hoja, el patrón podría ahorrarse el pago de derechos al trabajador.

Algunas razones reales son:

  • Reducir los costos por indemnización.
  • Modificar datos de antigüedad, salario y prestaciones laborales.
  • Agilizar la rotación de personal.

Debes tener en mente que en caso de que renuncies a tu empleo, te corresponde un finiquito que consiste en los días trabajados de la quincena o mes (más las partes proporcionales de tus prestaciones).

En caso de despido, tu derecho legal es al de una liquidación equivalente a tres meses de salario, prima de antigüedad y otros derechos por despido injustificado. Por supuesto que el patrón prefiere tener a la mano una hoja de renuncia firmada, a pagar los 3 meses de salario que te corresponden de acuerdo a la ley. 

En ciertas empresas, las malas prácticas involucran incluso un “Manual de contratación” en el que incluye un paquete de hojas firmadas por tu puño y letra en blanco. Este “manual” se integra por pagarés “vírgenes” y diversos candados legales como falsos reconocimientos en los que afirmarías no haber sufrido accidentes laborales.

El pretexto de algunas empresas que usan estas prácticas es de tener un “respaldo por robos o fraudes” y desde luego esta es una forma de  extorsionar al empleado, literalmente.

En este punto, es bueno considerar que esta práctica no cuenta con sanciones legales (las cuales aún son iniciativa legislativa de reforma a los artículos 33 y 1006 de la Ley Federal del Trabajo). Es por ello que la llamada “renuncia en blanco” provoca las pocas denuncias por el mismo motivo y su dificultad para comprobar la mala práctica, ponen en entre dicho casi siempre, al empleado que firmó, llevando a este a un proceso largo y tortuoso que demerita su veracidad y es obvio que las circunstancias que giran en torno a un problema de esta naturaleza, hacen desistir rápidamente al demandante de su tarea. 

En ocasiones, la “firma en blanco” se lleva a cabo durante el despido (condicionando el finiquito). Para evitar esto tienes dos opciones, firmar o denunciar. Si decides llevar a cabo una denuncia, deberás tener en cuenta que tienes un plazo de dos meses para llevar a cabo tu procedimiento en la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (PROFEDET)

Por: Azenet Folch

azenetfolch

azenetfolch

Un comentario en «Consecuencias de firmar una hoja en blanco luego de tu contrato de trabajo»

Deja un comentario