Apuesta por el Capital Humano en tu empresa y goza de los frutos

Apuesta por el Capital Humano en tu empresa y goza de los frutos

Capital Humano es la apuesta por las organizaciones del futuro quienes se vieron afectadas por los cambios profundos en distintos rubros. 

Los negocios comienzan a dar la cara por el Capital Humano de las empresas, las cuales en los últimos años dan valor a las personas como recurso principal de las organizaciones. 

La demanda de cambios y las empresas que se adaptaron rápidamente a ellos nos ayudó a sobrevivir a muchas empresas y por ende dichos cambios se convirtieron en retos constantes que nos llevan a la autocrítica. La dura realidad nos fijó en un pensamiento, “de nada sirve la infraestructura si no tenemos el Capital Humano para sostenerla y manejarla adecuadamente” por lo que en muchas industrias vemos que el viejo modelo de quedó atrás para dar paso al crecimiento acelerado nombrado “nuevo paradigma”, donde los comportamientos, valores e instrumentos utilizados construyen una nueva realidad que todavía no conocemos en su totalidad pero ya somos capaces de visualizar con el paso de los meses desde el inicio de la pandemia por Covid19.

Con las necesidades vienen nuevas soluciones y formas de trabajar, con nuevos sistemas de organizar y con ello  formas de negocio que nacen, se dan a conocer, se masifican, se posicionan y tienen la posibilidad incluso de operar a nivel global, es decir, esto, ya no es exclusividad de las grandes multinacionales.

Las nuevas tecnologías y su rápida absorción y adopción en los últimos meses, permiten a pequeñas y medianas empresas operar  a nivel global y bajo demanda. Con lo anterior, llegan los costes razonables, los cuales permiten continuar dando forma a la emergente sociedad que se adecua rápidamente a las nuevas estrategias para cubrir necesidades y demandas.  

¿Qué cambió?

Con la llegada de la crisis sanitaria, el “lugar de trabajo” no se redujo únicamente a locales de trabajo físico, como antaño, sino que se incluyó en el esquema a aquellos sitios en los que el trabajador puede ejercer sus funciones.

Con esta nueva normalidad llegó la “flexibilidad”, con ella el trabajador tiene más autonomía, a fin de fomentar la motivación, el sentido de responsabilidad y la creatividad.

Aunado a lo anterior, las estructuras innovadoras, introdujeron el pensamiento de menos jerárquicas y más colaboradores,  donde las ideas fluyen de forma más horizontal y en un concepto de liderazgo organizado para centrarse en soluciones y no en el problema. 

La formación permanente, también cuenta con su encanto, ya que los empleados necesitan escalar en su puesto con ayuda de la capacidad de networking, la adquisición de nuevas capacidades, la mejora continuada y la adaptación a los cambios que se le presentan para no sólo mantenerse, sino progresar. 

Por: Azenet Folch

azenetfolch

azenetfolch

Deja un comentario