Mantén motivados a tus empleados tras un año de confinamiento

Mantén motivados a tus empleados tras un año de confinamiento

Tener motivados a tus empleados luego de que hemos estado confinados o trabajando en home office, es complicado, por ello te daremos algunos consejos. 

El trabajo remoto se convirtió en lo que nos hace ganar dinero para vivir y así mismo, en lo que nos mantiene. Por desgracia, los beneficios sociales multiplican la motivación del empleado en el teletrabajo y en este momento carecemos de ellos. 

Hace un año de la instauración del teletrabajo en muchas empresas están pasando por momentos difíciles mientras esperamos la llegada de la vacuna. 

Es un hecho que los empleados que teletrabajan de forma habitual, conservarán esa modalidad para bien de muchos como una notable tendencia en los próximos años, ya que el home office incrementa la productividad, ya que sin duda el  trabajador se encuentra en casa con mayor concentración y sin distracciones, lo que ayuda a la conciliación laboral y por ende en ahorrar tiempo en los desplazamientos. 

El problema se avecina cuando en esta modalidad, llevamos más de un año y la motivación de los trabajadores es imprescindible con estímulo de beneficios sociales, los cuales juegan un papel fundamental  y esta compensación no debería ser incompatible con la llegada del trabajo remoto sino que en su lugar podría ser una manera de retener talento, por ello te compartimos los siguientes consejos. 

  1. Generar flexibilidad. Este es el momento en el que la conciliación del empleado entre su vida personal y profesional deberá ser restaurada, ya que muchas décadas vivimos para trabajar y no al contrario. Por su parte, la adopción de medidas que puedan personalizar según sus necesidades,es imperante, así como la retribución flexible. Con ello, el trabajador va a poder destinar hasta un 30% de su salario a servicios exentos de IRPF, con el consecuente ahorro que les supone.
  2. Simplificar la gestión de las comidas. Por supuesto, quienes reciben vales de comida les supondrá un ahorro. Las empresas no pueden eliminar este tipo de ayudas unilateralmente ya que implica discriminación. Es decir, los empleados van poder hacer uso de las mismos tanto en establecimientos, como en restaurantes, así que  en general, aunque trabajen desde casa pueden pagar comida a domicilio o take away.
  3. Ayudar a los empleados con hijos pequeños. Con la pandemia, para muchos llegó la conciliación familiar pero con ello el trabajo de los niños se convirtió en algo completamente nuestro, como los más pequeños de casa que deben seguir acudiendo a las escuelas y el trabajo es doble. Los empleados con niños deben seguir trabajando y por ende necesitan costear el pago de estos servicios de cuidados infantiles, es por ello que tener tolerancia a los trabajadores con hijos es realmente importante.
  4. Fomentar el ahorro en transporte. Hay empleados que deberán acudir varias veces al mes a la oficina, beneficios como las ayudas de transporte, son necesarias, además es un hecho que la puntualidad a falta de tránsito pesado en las calles es de beneficio para todos y los ahorros considerables cada mes, también son una gran manera de facilitar a los empleados una ayuda extra.
  5. Incentivar la formación. Tus empleados necesitan saber que te son de utilidad para el desarrollo de tus labores profesionales, así que… ¿por qué no darles ayuda?. La adquisición de nuevos conocimientos y habilidades, mejorará en sobremanera su cualificación con ello va a aumentar su integración social, satisfacción y seguridad en el empleo, por ende, la retención de talento entra de nuevo en juego.
  6. Apostar por los seguros de salud. Esta es sumamente importante para el empleado en este momento que son tiempos de pandemia. Si el empleado reconoce que la  compañía prioriza la salud, es un hecho que sin duda se interesa aún más por el  bienestar de la empresa, lo que fomenta el rendimiento y la productividad.
  7. Compensar la productividad. Ser recompensados de igual manera, aunque el empleado se encuentre en casa trabajando, es un muy buen momento para que le hagas sentir que está haciendo las cosas realmente bien. Una de las acciones para mejorar su experiencia y motivación consiste en facilitar a la plantilla bonos por productividad, orientados hacia el logro de objetivos.

En conclusión, la pandemia dejó posibilidades positivas más allá de acudir todos los días a un lugar físico a trabajar  y es un hecho que debemos recordar que el activo más importante para nuestras empresas siempre será el trabajador. 

Por: Azenet Folch

azenetfolch

azenetfolch

Deja un comentario