Cómo sobrevivir en un ambiente tóxico de trabajo

Cómo sobrevivir en un ambiente tóxico de trabajo

Ambiente tóxico en la empresa, un clásico en toda empresa en la que los filtros de Recursos Humanos son laxos. Aprende a sobrevivir en ellos. 

El sobrevivir a un ambiente tóxico no es nada fácil y es que en su mayoría, las personas nos hemos enfrentado a una situación de este tipo, es por ello que te daremos algunos consejos. 

Desde costos organizacionales como la pérdida de clientes, a la pérdida de la moral de los empleados, el aumento de la rotación y pérdida de legitimidad, los ambientes tóxicos en una empresa son la manera más rápida de destruir una compañía que inició como una magnífica idea. 

De acuerdo a un informe de Harvard Business Review, los trabajadores incluso acaban por considerar renunciar a su puesto para no tener que lidiar con relacionarse diariamente con sus compañeros “tóxicos”. Esto les representa un todo un reto, ya que subsistir a las situaciones, es un desgaste diario completamente descabellado. 

Es un hecho que como líderes se debe tomar cartas en el asunto y por ende no se puede contribuir a mantener un ambiente tóxico, sino que, por el contrario, lo mejor es tratar de aportar una buena actitud y soluciones que ayuden a generar un cambio y buscar espacios propicios para disipar la negatividad. 

Trabajar en una conversación franca y sincera, en la que se conozcan este tipo de comportamientos tóxicos que pueden  afectar la productividad de la empresa, es indispensable. Escuchar a los empleados y realmente ofrecer soluciones concretas, es una forma factible de disipar este tipo de situaciones en las que por lo regular se encuentra una persona como epicentro de dicho comportamiento. 

Es una realidad que no se trata de sobrevivir en entornos tóxicos, si no de aportar a su transformación experimentando la experiencia de superarse y generar cambios de raíz que generen entornos sanos, alegres y divertidos. 

La buena actitud y el espíritu de emprender, así como el trabajo en equipo, son elementos que ayudan a que las personas visualicen sus espacios laborales de forma diferente, y que puedan aportar todas sus habilidades. 

Por su parte, los líderes y responsables de personas a cargo, deben mantener relaciones funcionales y orientadas al logro; a través de constante retroalimentación. Otra manera de lograrlo, es mantener un interés genuino por desarrollar a los colaboradores y mantenerlos con un sentido de pertenencia que se puede llevar a cabo cuando se sienten escuchados, comprendidos y se les brinda soluciones que permitan que el entorno de trabajo sea realmente sano. 

Por: Azenet Folch

azenetfolch

azenetfolch

Deja un comentario