Motivación laboral: ¿A qué se refiere?

Motivación laboral: ¿A qué se refiere?

La motivación laboral, es un tema por el que cada vez más empresas se preocupan para crear un ambiente de trabajo óptimo.

La motivación laboral es una parte determinante dentro de la sociedad. Esta es donde el hombre puede interactuar y obtener satisfacción propia. Además es un estadio donde se descubren retos y se pone en juego las capacidades de mostrar el intelecto. Por este cúmulo de aptitudes, las organizaciones laborales crecen, formando grandes equipos laborales, capaces de competir en diversos ámbitos. La finalidad de ello es ocupar lugares de primer orden. Por este motivo, hoy día las empresas, reconocen al empleado como parte importante de la misma. Aunado a lo anterior, el trabajador se convierte en un firme representante de la marca. De esta manera demuestra y forma un lazo de confianza y libertad para los individuos relacionados con la organización. 

La motivación laboral se puede calificar como un conjunto de esfuerzos donde los participantes desempeñan diversas actividades para alcanzar una meta. Por tal motivo, es importante que las empresas se interesen por sus empleados. Un punto a tomar en cuenta con lo anterior, es que lejos de que los empleados se esfuercen por incentivo económico, como líderes debemos enfocarnos en que los motivos que los impulsan a trabajar. Además vigilar de que sean cada vez más felices en pro de su salud mental. 

No debemos olvidar que en algunas sociedades el trabajo se considera como  un don. Bajo este concepto, se pueden encontrar grandes satisfacciones y esto debería importar a cualquier empresa. Por otro lado, responder y participar en el crecimiento de la misma, es un activo que los empleados valora. Esto les permite ver los frutos recibidos por su participación. En conjunto, este binomio adquiera un compromiso de igualdad y respeto en pro de convivir en un clima organizacional óptimo.

Dentro de la motivación laboral existen factores que no se deben perder de vista. Algunos ejemplos son el  ambiente sano, punto estratégico, seguridad en todo ámbito, clima de confianza donde exista una supervisión constante sana y no se asuma una tensión emocional innecesaria. Esto hace sentir al empleado  incómodo por lo tanto, su desempeño puede ser mínimo. Y ojo acá porque esto muchas veces llega desde las cabezas de la empresa, las cuales no resuelven los problemas de raíz que inicia por ellos mismos.

Comunicación

Este es un factor  importante, si no es que es el más importante que existe si perseguimos un camino seguro a seguir. Aquí las jerarquías y lineamientos requieren del apoyo del empleado. Cuando este se siente en un ambiente de trabajo seguro, no es de extrañarse que el trabajador se desempeñe con gusto.

Para el empleado reconocer el terreno que va a recorrer y dentro de todo ese ámbito valora  su integridad, la de la empresa y su familia. Es por este motivo que la comunicación es crucial, de esta manera está enterado si está desempeñando bien su labor o es necesario que modifique algunas actitudes. La comunicación cumple un gran tarea. Este es incluso un medio de control para poder dirigir la conducta de sus trabajadores, sin olvidar jamás que el empleado es un ser que puede experimentar emociones diversas, y todo ese ser merece un trato digno, no puede ser motivo para recibir palabras altisonantes u otros modos que afecten su integridad.

Otro punto clave, es que la comunicación puede ayudar a tomar decisiones  y evaluar opciones  para una mejoría, reflejada en ambas partes.

Se puede decir que la satisfacción del trabajo, es una actitud. Por otro lado, esta no deberá ser percibida como una conducta. Es por ello que la empresa debe prestarse a tomar genuinamente interés en el empleado y que a su vez el empleado responda de igual manera. De esta forma, el trabajador con su actitud reafirma su compromiso, rendimiento y satisfacción dentro de la organización.

Actualmente para lograr una participación activa del empleado,se asignan proyectos de trabajo que reflejen la autonomía del empleado y le permitan resolver problemas y encontrar soluciones viables. Es un hecho que estas estrategias, generan una remuneración de desempeño y compromiso por ambas partes, empleado y empresa. Además aquí es importante que las organizaciones comprendan claramente que el trabajo que desempeña el empleado es su fuente de ingresos y como tal respetarla, además de hacer respetar su valor por medio del compañerismo. 

En su mayoría, los resultados monetarios son lo más importante para la empresas. Una mayor productividad, utilizando menos o igual cantidad de insumos, genera resultados garantizados. Aunque acá la productividad implica eficiencias de los procesos, por lo tanto, el compromiso de laborar en equipo y ser más eficientes, es la base de todo, por ende, poner al empleado en un estadio de prioridad, es el secreto de las grandes corporaciones. Sin empleados, no hay ingresos.

Por: Azenet Folch

azenetfolch

azenetfolch

3 comentarios en «Motivación laboral: ¿A qué se refiere?»

Deja un comentario