¿Cuáles son los tipos de externalización?

¿Cuáles son los tipos de externalización?

La externalización o outsourcing, no es más que la tercerización de servicios. Esto con el fin de mejorar la productividad de una empresa. La externalización es considerada una práctica conveniente para lograr agilidad y adaptación a los cambios del mercado. Esta práctica puede aplicarse a cualquier área de alguna empresa, desde la contabilidad hasta recursos humanos.

Esto no es más que ceder un poco de responsabilidad, actividades o recursos a un tercero que aportará sus conocimientos y visión profesional a un área en específico. Normalmente estas agencias o empresas poseen un poco más de experiencia en el área deseada, es por lo que se recurre mucho a esta práctica.

Como en muchas otras prácticas, existen diferentes tipos de externalización. Estás clasificaciones dependen del grado de involucración que tendrán las empresas a contratar, así como también la responsabilidad que se les cede. A continuación, enlistaremos los diferentes tipos de outsourcing.

                In-site

Este tipo de modalidad se realiza en las instalaciones de la empresa contratante del servicio. Esto se realiza para tener un mayor control de lo que se comparte o bien, para simplemente “tener un ojo” sobre el personal de los servicios contratados. Por lo general, este tipo de outsourcing lo practican agencias de vigilancia o de limpieza, entre otros.

                Off-site

Este es el contrario al anterior, todo el trabajo se realiza en el lugar donde se ofrece el servicio. La principal ventaja de esta modalidad es que para la empresa contratante representa una reducción de costos ya que, en cierto punto, los recursos propios no son utilizados. Sin embargo, se pierde el control de las actividades a realizar.

Quizás te interese:
¿Qué es la externalización? ¿Para que sirve en los negocios?

                Deslocalización

En esta modalidad se intenta que empresas se trasladen a otros lugares en donde la economía es emergente. Su finalidad es buscar costos de diferentes índoles a moderados, condiciones flexibles de trabajo, legislaciones menos rígidas, etc.

Esta modalidad cuenta con dos diferentes formas de realizarse, deslocalización cautiva y externalización internacional. En la cautiva la empresa realiza la decisión de utilizar servicios de alguna filial en el exterior. Esto para que la compañía tenga control absoluto sobre la actividad. Por otro lado, la externalización internacional, se basa en subcontratar servicios de un proveedor independiente extranjero.

                Out-tasking

El out-tasking es relativamente nuevo. Las empresas a contratan firman una especie de acuerdo con otras para la gestión de tareas determinadas. Por supuesto, no se hacen cargo de la actividad al 100%, sólo fracciones de dicha actividad.

Estas son solo una parte de lo que la externalización significa. Existen más tipos, no obstante, son las más utilizadas por diferentes empresas. La externalización se ha vuelto una práctica popular y efectiva entre los diferentes mercados gracias a sus múltiples beneficios.

Por: Teresa Maza

Teresa maza

Teresa maza

Deja un comentario