Clasificaciones de trabajadores dentro de una organización

Clasificaciones de trabajadores dentro de una organización

Las clasificaciones de los trabajadores en una empresa da para múltiples personalidades que como líder de un negocio debes conocer. 

Durante las clasificaciones de trabajadores se encuentran perfiles que habitualmente forman parte de las empresas y es vital conocer en pro de la sana convivencia. Identificarlos podrá poner en tus manos las soluciones adecuadas para con ese conocimiento realizar una estrategia constante que mejore la relación entre tus trabajadores.

Es un hecho que la relación entre compañeros afecta a la salud laboral y el rendimiento, desde ambas perspectivas, la negativa o no. En el caso de los trabajadores tóxicos, también llamados conflictivos, los cuales provocan continuos roces con los demás compañeros, son personalidades que como líderes debemos identificar y retirar de la plantilla de trabajo.

A continuación te mostramos algunas personalidades de trabajadores para conocerlos, saber identificarlos y tomar acciones concretas: 

Derrotista

La forma de ver el mundo nos define. En este contexto, este tipo de personas son iguales en el trabajo y fuera de él. Los derrotistas, que tienen una baja percepción de autoeficacia en lo que hacen. La calidad y cantidad en el trabajo no llega a cubrir las expectativas de las organizaciones en general, aunque su autocalificación que comunica a los jefes, compañeros y clientes, muestra una cara errónea de la verdadera eficiencia en su desempeño y es un tanto difícil ubicarlos.

Perfeccionista

Esta personalidad al igual que en el caso anterior, repercute directamente en la efectividad y eficiencia de su trabajo. Los perfeccionistas suelen errar en que se desempeñan de buena forma, por desgracia, las empresas desean tener trabajadores eficientes y productivos. 

Este tipo de comportamiento afecta directamente a la salud del trabajador, ya que continuamente está insatisfecho con su desempeño y busca incluso la perfección en su trabajo, fuera de sus horas laborales. Además de lo anterior, suelen tener una mala valoración de sí mismos.

Despistado

La metodología es una virtud. Por desgracia no todos los trabajadores cuentan con ella y pueden llegar a ser despistados y olvidadizos. Añadir más carga de trabajo al equipo por su incompetencia, es un rasgo inequívoco de este tipo de personalidad. Generalmente, puede ser causa de organización, de motivación o incluso del síndrome de aburrimiento en el trabajo. A este tipo de actitudes se conoce como boreout.

Leanto

Entorpecer el trabajo de sus compañeros por ser lentos es su debilidad. Aunado a ello, no cumplen con los entregables en tiempo y forma. Esto puede deberse a la falta de organización, motivación o en definitiva carecen del conocimiento para hacer bien su trabajo. 

Tóxico

Las malas intenciones son parte de este comportamiento. Su fin es desestabilizar el ambiente laboral. Este tipo de trabajador se mete donde no le llaman y está más pendiente de averiguar qué ocurre en la vida personal de sus compañeros y por ende el trabajo pasa a segundo plano.

Engreído

Es en definitiva el del ego subido y el que cree que lo sabe todo y que es el mejor. Suelen ser personas carismáticas que caen bien en un inicio, pero en definitiva no favorece el trabajo en equipo.

Opositor

Llevar la contraria es su plan. Siempre tiene algo que decir, sea relevante o no. Por lo general crea un ambiente pesado y poco satisfactorio para el resto del equipo. 

Quejoso

Su predisposición hacia el trabajo es pésima. Se queja de todo. Los expertos argumentan que este tipo de perfil está inconforme no sólo con su trabajo, sino con su vida personal. En este caso, es necesario hablar con este tipo de trabajador, ya que es probable que su lugar esté en otra empresa.

Egoísta

Las empresas, en la actualidad, valoran el trabajo en equipo. Los perfiles que sólo ven por sí mismos son cada vez menos requeridos, ya que ellos tienen dificultades para encajar en grupos de trabajo.

Robot

Las personas prácticas y robóticas encajan en cierto tipos de trabajo, como por ejemplo: en la producción en cadena de una fábrica, esto lo deberás tomar en cuenta, ya que en definitiva no puedes colocarlos en una posición creativa. 

Ambicioso

Es un hecho que cultivan el desarrollo dentro de la organización. Aunque debes saber que el exceso de ambición afecta negativamente al rendimiento de trabajo para un determinado puesto. 

Lambiscón

Esta personalidad no le quita la vista de encima al jefe y siempre está detrás para hacerle cumplidos y llenarle la oreja de elogios. Este perfil en definitiva no querrás tenerlo en tu empresa. 

Social

A este individuo le gusta interactuar con los compañeros de trabajo. Su optimismo lo lleva a  organizar eventos y hacer vida fuera de la oficina. El problema surge cuando esto entorpece su rendimiento y el de los compañeros de trabajo que arrastra para cumplir sus cometidos. 

Listo, con este listado tendrás un panorama más tangible de los tipos de trabajadores que se encuentran en una corporación y con ello decidir si es lo que realmente deseas agregar a tu equipo de trabajo. 

Por: Azenet Folch

azenetfolch

azenetfolch

Deja un comentario