Conocimiento empresarial: Gestiona este activo de manera correcta con estos consejos

Conocimiento empresarial: Gestiona este activo de manera correcta con estos consejos

El conocimiento empresarial se refiere a un activo que cualquier empresa, grande o pequeña posee. Su base se encuentra en transmitir habilidades de directivos a empleados de forma transversal para abarcar así, toda la plantilla de trabajo. 

La Gestión del conocimiento empresarial es un patrimonio de las personas vinculado a sus experiencias. Con distintas estrategias, se suman los datos explícitos u objetivos, de empleado a empleado. 

La competitividad es la clave de toda organización para crecer, de esta forma aprovechan cualquier oportunidad de innovar para no quedar en una  posición de desventaja. Un ejemplo de ello es la renovación constante de productos o servicios, los cuales su caducidad son cada vez más cortos. En este contexto, la gestión del conocimiento permite crear condiciones más favorables con el fin de desarrollar innovaciones cada vez más concretas. De esta manera la movilización del conocimiento dentro y fuera de la compañía, se lleva de un sitio a otro con fluidez en el sentido de aprovechar al máximo las oportunidades.  

Acciones para gestionar el conocimiento en las empresas

1. Conectar a las personas

Las comunidades de aprendizaje juegan un papel importante en este contexto. Estas son las encargadas de mejorar el intercambio de información, ya que hablamos de comunicación directa en una empresa y por supuesto se trata de un intercambio natural de ideas y conocimientos. 

En términos prácticos, se trata de un contexto de colaboración entre los empleados. No debemos olvidar aquí que para ello se requiere el desarrollo de comunidades de prácticas. Un ejemplo de ello son las reuniones profesionales que se llevan a cabo en cualquier empresa, en las que intercambiar información y experiencias relacionadas con un tema en particular o sus actividades, generan el entorno idóneo para el intercambio de conocimiento, además de la resolución de problemas que se enfrentan en el día a día. 

2. Aprender de la experiencia

Todo equipo u organización deberá buscar aplicar el conocimiento adquirido para una mejora continua. 

3. Mejorar el acceso a los documentos clave

Las inversiones por parte de las empresas en soluciones rentables de adquisición y almacenamiento de datos, genera en los empleados un sentido de cooperatividad. Al almacenar los datos del conocimiento de cada uno, estos se verán reflejados como habilidades para facilitar la toma de decisiones en el futuro, lo que genera una red de apoyo para enfrentar problemas, es decir, la gestión del conocimiento debe estar enfocada en cómo desarrollar el valor de los datos.

4. Blindar el conocimiento

Proteger el know-how de la empresa, deberá ser la prioridad de cualquier negocio. De esta forma se evita la fuga de empleados, ya que la agrupación del conocimiento, deslinda la concentración de este en un individuo o un grupo de individuos y lo distribuye en toda la plantilla de trabajo.

5. Compartir las buenas prácticas

Desde foros de debate, hasta eventos en el que se pongan en común conocimientos entre iguales constituyen estupendas herramientas para mejorar la competitividad entre empleados y las mismas empresas. De esta manera será más factible descubrir nuevos enfoques y lagunas que puedan servir para innovar. 

6. Asociar el conocimiento a la mejora e innovación

La innovación y la transformación van de la mano. Estas mezclan el conocimiento de diferentes naturalezas. Con ello se fomenta el intercambio entre los empleados e incluso, organizaciones, esto con el fin de mejorar la capacidad de dar un upgrade a la empresa. 

Por: Azenet Folch

azenetfolch

azenetfolch

Deja un comentario