¿Qué es la externalización? ¿Para que sirve en los negocios?

¿Qué es la externalización? ¿Para que sirve en los negocios?

La externalización es un concepto que se ha utilizado desde hace mucho tiempo. Las empresas, de diferente índole recurren a este tipo de práctica con frecuencia. La externalización, o bien, outsourcing surge en los años 80 en el Reino Unido. Este tipo de práctica consta de la contratación de un proveedor externo para emplear sus bienes o servicios en lugar de utilizar los propios.

Esto, en teoría se realizaba para reducir costos internos. La externalización se ha convertido en una practica popular ya que cualquier tipo de trabajo lo puede realizar otra empresa. Lo más popular, por ejemplo, es la contratación de servicios de limpieza o hasta realizar las entrevistas de trabajo; otra empresa lo realiza y no trabajan para la empresa como tal, pero realizan el trabajo.

En muchos casos, por supuesto, confiamos la gestión de ciertas actividades y procesos del negocio. Al ser empresas ajenas, en muchas ocasiones puede generar desconfianza. No obstante, por lo general se recurre a esta opción cuando no se tienen los suficientes conocimientos o experiencia para realizar diferentes tareas. Empero, esta práctica es más una estrategia empresarial que es bastante beneficiosa.

Una vez que se delega la gestión, en muchas ocasiones estas áreas tienen una mejora notable. Se puede visualizar en la eficiencia y productividad, entonces habrá un problema menos. Y, asimismo, internamente, el personal se puede concentrar en otros aspectos de la gestión.

Quizás te interese:
El futuro del outsourcing en México

En resumen, la externalización tiene como principal objetivo el reducir costos y que el tiempo de contratación de empleados sea menor. También permite una mejor gestión, así como integrar empleados en diferentes áreas de una manera más sencilla y efectiva. Delega responsabilidades que, en la mayoría de las veces, puede ser un tanto tedioso.

Sin embargo, no debemos olvidar que la externalización solamente se aplica en áreas que no sean estratégicas. Y aunque a veces se le suele comparar con la subcontratación, estas prácticas son diferentes, el outsourcing va más enfocado para áreas determinadas que requieren de cierta experiencia.

Existen diferentes tipos de outsourcing, se enfocan en diferentes áreas y cubren necesidades específicas. No obstante, todos van con el mismo objetivo general, convertir los costes fijos en costes variables y mejorar la eficiencia de la empresa. En la actualidad, el mercado que cuenta con la mayor participación del outsourcing es el marketing. El marketing es uno de los mercados que posee más ventajas para la externalización.

Esta estrategia es beneficiosa, aunque por supuesto, tiene sus desventajas dependiendo que tipo de externalización se utilice. Hay que estudiar bien los tipos de outsourcing para determinar cuál es el que mejor se acopla a las necesidades de la empresa y también, saber que delegar. Sin embargo, es una de las mejores estrategias para cubrir la demanda de determinada área que no sea estratégica.

Por: Teresa Maza

Teresa maza

Teresa maza

Deja un comentario