Técnicas de Telemarketing y qué tipos son los más usados

Técnicas de Telemarketing y qué tipos son los más usados

Establecer técnicas en una estrategia de telemarketing y saber qué tipos son los más usados, te dará una clara imagen de cómo implementarlo en tu negocio de manera exitosa. 

El Telemarketing, es una estrategia de comunicación que tiene como objetivo ofrecer servicios, productos y promociones desde un contacto realizado por teléfono o móvil. Para que funcione, se puede por ejemplo, crear un contact center, usar Inbound Marketing y capacitar a los colaboradores, con el fin de establecer metas y acompañarlas.

Estableciendo las siguientes técnicas en tus estrategias de ventas, podrás tener claros los objetivos a cumplir con resultados significativos en una de las vertientes del marketing más complicadas para obtener lo que deseas. 

ESTABLECER OBJETIVOS

Previo al plan de acción de la campaña de Telemarketing, debemos tener claros los objetivos a alcanzar con la campaña y por supuesto, el objetivo principal. Aunado a lo anterior, debemos identificar con qué situaciones nos podemos encontrar y contratiempos para saber gestionarlos.

ELABORAR UN GUIÓN

Una vez definidos los objetivos y cómo vamos a afrontar las adversidades, elaborar un guión, es la mejor práctica. Para ello, debemos marcar unos puntos clave que nos ayuden a conducir la llamada. Con esto no es que debamos escribir cada palabra que vayamos a decir en la llamada, aunque sí algunos puntos clave que no podemos olvidar. 

Procurar tener en cuenta argumentos claros y elaborados a algunas posibles preguntas o crisis, son herramientas clave para cerrar ventas.

El secreto acá, es hablar poco y escuchar al cliente, este método te hará aprovechar la información que facilite, en pro de conseguir la venta. Para ello, prepara preguntas y propuestas con la idea de que responda positivamente y que nunca pueda responder no, es decir, lleva las riendas de la conversación hasta que la consecuencia sea la realización de la venta misma, con ello evitas las preguntas y en su lugar haces propuestas directas, obteniendo con ello resultados positivos.

Prepárate con lo siguiente: 

Haz una lista de 30 contactos para monitorizar los resultados, con ello evalúa las acciones que se puedan realizar, en pro de la venta y no olvides dar seguimiento a cada uno. 

COMUNICARSE CON EL CLIENTE DE FORMA CLARA 

El Telemarketing bien implementado requiere un control del tono de voz y un discurso muy estudiado pero que denote naturalidad y sinceridad, que es el punto clave de este tipo de estrategia de venta. El fin es crear el vínculo de confianza con el cliente, al que llamamos  “agente teleoperador” y este es el punto que marcará el éxito o no de la llamada. 

El habla de los teleoperadores debe ser de forma clara y tranquila para que el receptor de la llamada entienda todo y pueda fluir mejor la conversación, no se haga preguntas, y podamos redirigir la conversación hacia la venta, en caso de perder el foco en algún momento, situación que llamamos “momento de crisis”.

Una vez recopilada la información del contacto para establecer la confianza y conectar con él, evitar dar información de nuestra oferta con el fin de crear confianza, es un movimiento eficaz con el que se puede jugar con las emociones. Este es un punto de vida o muerte en las transacciones económicas, ya que cuantos más elementos comunes con el interlocutor, más probabilidades de un buen resultado comercial habrá.

PREPÁRATE PARA EL “NO”

Las respuestas negativas de ninguna manera se deben tomar de forma personal, aunque  respondan de forma cortante y ruda. Reconducir la llamada desde una posición de confianza, es la forma adecuada de tratar con este tipo de comprador. Por el contrario, no debemos insistir más de tres veces, ya que debemos aceptar que el “no”, es realmente un “no”, y despedirnos de forma cordial, debemos agradecerle su tiempo. Bien o mal, la ganancia es aprender de una u otra forma. 

MEDIR LA SATISFACCIÓN

En una estrategia de Telemarketing la satisfacción de nuestros clientes es primero. Preguntar por la calidad de la llamada, que le ha parecido la relación establecida en ese acto, es primordial para conocer cómo lleva a cabo el equipo de trabajo las acciones de venta, ya sea que se haya logrado la misma o no. 

Terminar el proceso de venta con dicha acción, da pie a la fidelización del cliente y al llevar a cabo la llamada para verificar la satisfacción del contacto podemos establecer nuevos escenarios de contratación si el cliente se ha sentido satisfecho con el servicio establecido, aunque es importante tomar en cuenta que llevar a cabo una encuesta de satisfacción en el momento que se termina la llamada y se cierra o no la venta, es mejor, de esta forma evitas el rechazo de la llamada en una siguiente ocasión. 

Por: Azenet Folch

azenetfolch

azenetfolch

Deja un comentario