Marketing de experiencias: ¿Qué es y cómo se aplica?

Marketing de experiencias: ¿Qué es y cómo se aplica?

El marketing de experiencias, es también conocido como marketing de emociones y fue creado para evocar sentimientos. Te explico. 

La gran mayoría, hemos visto un comercial que nos eriza la piel, a esto se le llama marketing de experiencias y este fue creado con el fin de evocar sentimientos en nosotros (consumidores) que nos son relevantes por haberlos vivido en carne propia, es decir, encuentra compatibilidad con nuestras experiencias de vida para evocar sentimientos. 

Los conocedores en marketing sabemos qué producto o servicio se vende va más allá de lo que realmente es y vale más por lo que representa, que por él en sí. 

Un ejemplo claro de ello, es una marca de autos, que ya no representa un traslado o herramienta de trabajo, sino que significa libertad. Un producto como es un refresco de cola, ya no es una bebida altamente azucarada que podría saciar tu sed o antojo, sino una vivencia en compañía de quienes amas, es decir, el significado, vende y vende muy bien, así que el marketing se vale de sentimientos y anhelos, para hacer ver a los consumidores que un producto o servicio va más allá de algo que nos interesa por su utilización. En el marketing de experiencias se junta todo lo que nos puede evocar un sentimiento y provocarnos placer. 

El Marketing de experiencias se ancla de sonidos, olores, imágenes, recuerdos, cualquier cosa que nos provoque una sensación positiva. es decir, el consumo está basado en sentimientos internos, por ello es que todo el tiempo compramos más de lo que necesitamos y el marketing crea esas necesidades, así de sencillo.

¿Cómo usar la tecnología a favor de posicionar una marca con Marketing de experiencias?

 La IA es la encargada de conocer y estudiar a base de prueba y error en qué un usuario de cualquier dispositivo móvil ha consumido en un tiempo determinado, ¿Cómo? Tu app de banca móvil está allí, el ruido ambiental de qué tiendas has visitado está allí, qué sitios web has visto para realizar alguna compra está allí, tus conversaciones de mensajes están allí, tu ubicación, es decir, tu vida entera está en un dispositivo y él sabe hasta cuándo te duermes y cuándo despiertas, es por ello que ahora sabe que compraste una prenda y quizá pueda hacer que adquieras un par de zapatos para compañar, ¿Los necesitas realmente? ¡No! Pero el marketing generó deseo de consumo con anuncios. 

Este ejemplo anterior para con todo elemento de consumo, por ejemplo, ¿Has pensado por qué razón cuando vas al  supermercado te acuerdas del cereal que comías cuando eras niño se te ha antojado tanto? Aquí, la música juega un papel importante. Si notas, las melodías en los almacenes rara vez son el último grito de la moda, esto sucede porque al escuchar música que te evoca recuerdos, te hará también desear las cosas que en esos tiempos te hacían pasar momentos gratos y es por ello que consumes de más y cosas que ni siquiera recordabas ya que te gustaba. 

Es un hecho que antaño, el marketing tradicional buscaba la compra de un producto, un uso y una recompra, centrándose en su calidad, sus características diferenciales y sus beneficios tangibles, a partir de la existencia de la tecnología como ahora la conocemos nace la necesidad de extender el concepto de marketing tradicional a marketing de experiencias, el cual se centra en el propio cliente y las experiencias que este obtiene durante la comercialización y uso del producto o servicio.

Por: Azenet Folch 

azenetfolch

azenetfolch

Deja un comentario