Outsourcing Fiscal: ¿Es legal?

Outsourcing Fiscal: ¿Es legal?

El Outsourcing Fiscal, es un servicio que beneficia a tu empresa en rentabilidad y manejo de Capital Humano, aprende de los beneficios fiscales que te otorga. 

Al crecer las empresas, las responsabilidades aumentan, cuando esto sucede, los beneficios fiscales del outsourcing podrían jugar a tu favor, ya que son especialistas quienes están actualizados con todas las reformas en materia fiscal al rentar este tipo de servicios.

La legalidad del Outsourcing Fiscal 

Según, la Ley Federal del Trabajo que se reformó en el año 2012 establece en su artículo 15-A. Que una contratista bajo el régimen de subcontratación puede prestar servicios  a favor de una empresa contratante. Quien fijará que tareas se realizarán y supervisará la ejecución de las mismas. De igual manera, un outsourcing fiscal cumple con las siguientes condiciones que exige la ley:

  • Los servicios prestados por estas empresas subcontratadas, no implican todas las actividades que se desarrollan dentro de la compañía.
  • Son de carácter especializado en materia fiscal, legal y laboral.
  • Las tareas efectuadas no son similares a las que ejecutan los empleados de la empresa contratante.

Adicionalmente, para recibir los beneficios fiscales del outsourcing sin quebrantar la ley, es necesario que dichas compañías prestadores de este servicio cumplan con lo siguiente:

  • Que el outsourcing fiscal contratado tenga suficientes recursos económicos, para cumplir con sus obligaciones patronales.
  • La empresa contratista mensualmente con transparencia debe informar a tu compañía. Sobre el pago de los comprobantes fiscales inherente al pago de salarios de sus trabajadores.
  • Cumpla a tiempo con la liquidación de las cuotas del IMSS de sus empleados.
  • Esté al día con la cancelación de sus impuestos ante el Servicio de Administración Tributaria.

El no exponerse a sanciones y multas, es indispensable en cualquier empresa. Por lo que no deberás contratar empresas tercerizadas de dudosa reputación.

Los beneficios fiscales del outsourcing son:

  • Contar con personal experto en áreas importantes de tu empresa como recursos humanos, contabilidad, consultoría legal e impuestos.
  • Consultoría fiscal y jurídica por parte de contadores y abogados especializados en materia tributaria. En momentos donde se lleven a cabo auditorías por parte de organismos como IMSS, SAT, INFONAVIT, etc.
  • Diagnóstico y análisis de la estrategia fiscal del negocio y otros proyectos que se lleven a cabo.
  • Capacitación en el área fiscal de tu equipo de contralores de la organización. Para el diseño de un modelo adaptado a la empresa. Que permita el cálculo de los tributos y así cumplir con todas las obligaciones en materia fiscal.
  • Auditar los cálculos de los impuestos mensualmente, las bases de cálculo empleadas y revisión del cierre anual.
  • Asesoría y defensa legal en ámbitos administrativos y fiscales. Relativos a embargos, multas, intervenciones, créditos fiscales, entre otros. Que se hayan impuesto por organismos gubernamentales como INFONAVIT, SAT, IMSS, autoridades municipales y estatales.
  • Soporte técnico fiscal y contable para tramitar compensaciones y devoluciones de impuestos.
  • Análisis fiscal y jurídico para que la organización de cumplimiento a sus obligaciones laborales y de seguridad social.
  • Amparos en situaciones donde autoridades administrativas y fiscales ejecutan embargos de cuentas bancarias.
  • Valoración fiscal mediante informe, de consultorías que haya recibido la empresa de parte de otros expertos en materia fiscal.

Por: Azenet Folch 

azenetfolch

azenetfolch

Deja un comentario