Cómo el Know how otorga una ventaja competitiva a tu empresa

Cómo el Know how otorga una ventaja competitiva a tu empresa

Como se mencionó en la nota, ´Know how: ¿Qué es y cómo se traslada a tu negocio?´, es en definitiva una ventaja competitiva, ahora, conoce la razón de ello. 

De inicio debemos recordar o en caso de no saberlo, conocer que es el Know how: Este es el activo intangible de la empresa. Se aplica en la estrategia, como en la parte operativa y técnica de la organización. En él se agrupa los conocimientos que se extienden a toda la compañía y que la han llevado al éxito.

Definitivamente el Know how brinda la ventaja competitiva con respecto a otras empresas del sector. Este saber hacer será uno de los principales atractivos de la compañía, que encontrará en él un gran argumento de marketing.

Ejemplos

Coca-Cola con su fórmula secreta, es un gran ejemplo de ello, otro más es KFC y la receta de la cubierta del pollo que venden. Puede haber muchos refrescos de cola en el mercado y muchas marcas de pollo o imitación en los centros comerciales “Pollo estilo KFC” pero no tener el mismo sabor, puesto que el ingrediente secreto es el que lo hace especial y aunque hoy día es muy fácil llevar un producto a un laboratorio y saber de qué está hecho, la receta está patentada y por ende, no se puede replicar y mucho menos sacar ventaja monetaria de ello. Aunado a lo anterior, la marca construye una atmósfera de misterio alrededor de ella que la sigue situando como líder en su sector. Un hecho concreto, desconocido para la competencia y que sin duda, otorga a la compañía una ventaja competitiva.

Un elemento clave en la gestión del conocimiento

Debes saber que el Know how posee procedimientos concretos y por ello, mejora la productividad de la empresa. Gracias a él, la estrategia estará mucho mejor definida, pues habrá un concepto claro del qué y cómo hacerlo, además, ayudará a tener unas pautas para la toma de decisiones. Estos últimos beneficios se obtienen, en general, con la gestión del conocimiento, donde habrá que situar el know how en un lugar primordial.

Es importante saber que el know how se posiciona dentro del segundo grupo porque se desarrolla a través de experiencias y prácticas habituales.

Hay dos tipos de información. La primera es la explícita y objetiva, esta es la que se transmite a través de los programas de formación, libros y manuales. Después está el conocimiento tácito, el que forma parte de las experiencias del empleado y se transmite entre la plantilla.

Lo primero que hay que hacer es situar el know how dentro del segundo grupo, pues ya se decía que se desarrolla a través de experiencias y prácticas habituales. La única forma de transmitirlo, por su condición de «secreto», es de forma interna. Para aprovechar todas sus ventajas, habrá que incluirlo como uno de los elementos claves de la gestión de conocimiento.

Por: Azenet Folch

azenetfolch

azenetfolch

Deja un comentario