Adecco, Manpower y Randstad se unen contra la crisis.

Adecco, Manpower y Randstad se unen contra la crisis.

Las tres mayores empresas de RR.HH. se unen para afianzarse en tiempos de incertidumbre económica y laboral.

La alianza se firmó el pasado mes de mayo

Incertidumbre es la palabra que define la situación económica y laboral en España. Las empresas quieren continuar con su trabajo, pero los brotes de coronavirus y las posibles intervenciones están haciendo planes para el futuro. A la luz de esta situación, las tres mayores empresas de RR.HH. se han unido para dar la mejor forma al retorno a la normalidad de empresas y empleados. Adecco, Randstad y Manpower firmaron una alianza en mayo para contribuir al nuevo entorno de trabajo normal.

El mundo del trabajo nunca volverá a ser el mismo y requerirá una cooperación y coordinación sin precedentes entre todos los actores que forman parte de la red de trabajo: desde empleadores y gobiernos hasta sindicatos, instituciones y nuestros propios trabajadores.

Todos necesitan adaptarse rápidamente a esta nueva realidad donde el distanciamiento social y otras medidas rigurosas serán parte integral de todos los procesos relacionados con el trabajo durante un período de tiempo. De lo contrario, el miedo a la salud se extenderá entre las personas y las empresas se mostrarán reacias a reabrir sus puertas.

Las personas primero.

Javier Blasco, director del Instituto del Grupo Adecco, dijo que las tres empresas han reconocido la necesidad de utilizar su conocimiento y experiencia laboral y personal para que la salida de la crisis pueda «poner a las personas primero». Según añade, la transformación que traerá esta pandemia «no debe hacerse con el sacrificio de los grupos más desfavorecidos (jóvenes, mujeres, personas con habilidades diversas, etc.) que suelen acabar siendo los peores».

La alianza se firmó el pasado mes de mayo y el primero de los objetivos marcados por las tres empresas fue gestionar la vuelta al trabajo. No obstante, durante estos meses se ha realizado una importante labor de relaciones públicas y sensibilización a clientes, candidatos, empleados y agentes sociales. Sindicatos, asociaciones empresariales y muchas organizaciones se unieron a la iniciativa porque todos la veían como un propósito común.

Este verano decidieron ampliar y desarrollar la iniciativa y la patronal del sector se involucró para que todas las empresas que se insertan en el mercado laboral pudieran sumarse a la iniciativa. En el ámbito local, ahora está gestionado por Asempleo, la asociación de empleadores del sector, y en todo el mundo por la WEC (Confederación Mundial del Empleo).

Alianza para mejorar

Esta alianza consiste en trabajar para difundir las mejores prácticas, tanto en términos de políticas de búsqueda de empleo como en el tratamiento de aspectos clave de la crisis del COVID-19 como la salud y seguridad de los trabajadores. “ya que los aspectos de prevención de riesgos laborales son los que fundamentan la iniciativa”, afirma Blasco, iniciativa que ha permitido a cualquier organización desarrollar medidas de apoyo complementarias.

Valentín Bote, director de Randstad Research explica que el trabajo de la alianza se ha centrado en desarrollar documentos con protocolos reales y mejores prácticas para un regreso seguro al trabajo, basado en las experiencias reales que tenemos. Estructurado por sectores y países donde se podrían aplicar en función de la situación y la normativa. Otra parte importante de la alianza fue difundir y publicar este contenido, que es gratuito y está abierto a cualquier empresa que sienta que necesita esta ayuda.

«La iniciativa fue muy bien recibida y pudimos asegurarnos de que la Confederación Mundial del Empleo ha estado liderando la iniciativa desde julio», dice Bote. Y añade que las ayudas se basan en su experiencia, ya que pueden aportar su conocimiento del mundo laboral «al pie del cañón». Bote asegura que no abordan el problema desde un punto de vista teórico, sino que todo proviene de la experiencia real y que funcionan: «Esa es la fuerza de la alianza y los protocolos resultantes».

Volver a la normalidad antes de la pandemia

Javier Blasco, del Grupo Adecco, explica que las empresas están atravesando «grandes cambios» en función de la magnitud del impacto que tenga la pandemia en sus operaciones de fabricación. Sin embargo, apunta que cambios como el teletrabajo o la digitalización se están acelerando y «se están profundizando todo tipo de herramientas de flexibilidad que permitan salvar puestos de trabajo y afrontar un futuro incierto».

En el lado humano, explica que la transformación también está muy orientada a la búsqueda activa de trabajo, a la recalificación no solo de los conocimientos, sino también al desarrollo de aquellas habilidades que mejoran la empleabilidad, tanto digital como no.

No obstante, Javier Blasco, director del Instituto del Grupo Adecco, asegura que la absoluta normalización de la situación con la vuelta al empleo y la recuperación de todos los sectores a niveles prepandémicos «lamentablemente sólo la veremos a principios de 2023».

Sin embargo, deja claro que los sectores más afectados se recuperarán en los próximos meses si las cifras de salud de los brotes lo permiten, y que las presiones de las economías de otros países de la UE y los fondos que llegarán nos permitirán recuperarnos. será el PIB y el empleo ”.

Valentín Bote coincide y asegura que la recuperación «se espera muy lenta», por lo que durará «mucho tiempo» con medidas que hace un año ni siquiera se consideraban.

Por @klonher

Fuente Byzness

klonher

klonher

Deja un comentario