Empresas sin oficina física: la nueva manera de gestionar a tu equipo

Empresas sin oficina física: la nueva manera de gestionar a tu equipo

Luego de la pandemia, las empresas decidieron dejar las oficinas físicas, por ello gestionar un equipo a lo lejos y disperso se convirtió en todo un arte. 

Para gestionar equipos en remoto luego de que la pandemia azotó a las empresas que decidieron dejar atrás las oficinas físicas, fue necesario conocer cada aspecto de la flexibilidad que ello representa, como: 

  • Lealtad superior del empleado (incluso hasta en un 76%, según un estudio realizado por la Universidad de Stanford)
  • Aumento de la productividad (hasta en un 13%)
  • Menos ausencias de los enfermos
  • Ahorros en los gastos de alquiler de una oficina
  • Mayores oportunidades de contratación (que permite contratar a los mejores talentos de literalmente  todo el mundo).

Existen aspectos importantes que ayudaron a recibir beneficios del trabajo remoto como la introducción de horarios de trabajo más flexibles ya que pueden justificarse (desde el punto de vista comercial): un trabajador de una planta de producción no es capaz de trabajar desde casa, pero un departamento entero de marketing, sí. 

Por otro lado, no todo el mundo puede manejar un exceso de libertad: muchas personas simplemente prefieren salir de la casa e ir a trabajar, ya que les permite planificar claramente su día, de esta manera creen que es más fácil centrarse en la oficina.

Muchas empresas durante la pandemia, decidieron aumentar la flexibilidad del tiempo de trabajo y los empleados desean beneficiarse de esa oportunidad, aunque hay que tomar en cuenta que para ello se deben cumplir ciertos requisitos:

Primero: una misión, visión y objetivos  legibles

El trabajo en remoto debe ser ejecutado de acuerdo con la cultura y los valores de la empresa y aplicar con eficacia su estrategia. En el trabajo a distancia no habrá nadie a su lado para supervisar sus actividades y el único punto de referencia para ellos sería la misión de la empresa y la visión  cada empleado debe conocer y entender esto perfectamente.

Segundo: la comunicación

En los negocios que tiene lugar en tiempo real, los correos electrónicos adquieren la condición de un archivo no organizado y dejan de servir como una herramienta de comunicación. Escribir un correo electrónico toma demasiado tiempo, no hay garantía de que va a ser entregado con éxito al destinatario y finalmente, el mensaje no puede llegar a todos los empleados interesados. Un creciente número de empresas son capaces de reconocer una mayor eficiencia de comunicación debido a la implementación de herramientas de redes sociales internas. Tales herramientas no permiten sólo  «devolver» el tiempo,  hasta que  la fecha se ha utilizado para el manejo de la caja, sino también para facilitar la discusión en tiempo real (chatear) y permiten una gestión eficaz de los conocimientos dentro de un proyecto.

Tercero: el monitoreo

Hay que tomar en cuenta que ningún barco sería capaz de llamar en el puerto, el capitán no tenía controlado el curso. Reuniones de estado semanales podrían realizarse  de acuerdo con el esquema basado en las siguientes cuatro preguntas:

  • ¿Qué se hizo la semana pasada?
  • ¿Qué se llevará a cabo la próxima semana?
  • ¿Qué cantidad de ayuda necesita de una tercera persona?
  • ¿Qué otros temas tienen que ser discutidos?

Para llevar a cabo un manejo eficaz de talento es necesario entablar las teleconferencias o Google Hangouts, sí, pero también recuerda que hay que cumplir con hitos y es necesario que los empleados trabajen, por lo que recuerda que mantenerlos en juntas innecesarias les robara tiempo valioso.

Cuarto: la química dentro del equipo

Fomenta el desarrollo de relaciones entre compañeros de trabajo y facilita la realización conjunta de tareas. Esta no es una opción en el caso de trabajar en un equipo disperso, por lo tanto, las reuniones de integración informales son de mayor importancia. 

Por: Azenet Folch

azenetfolch

azenetfolch

Deja un comentario