Nueva Normalidad: «oficinas del futuro» que surgieron gracias a la pandemia

Nueva Normalidad: «oficinas del futuro» que surgieron gracias a la pandemia

Oficinas del futuro, el cambio real en años de historia, gracias al Covid-19.

En los últimos meses todo el mundo se plantea cuál es el futuro del trabajo y es que las oficinas del futuro llegaron para quedarse tras la crisis por la pandemia. 

Desde la eliminación de los horarios de reuniones rígidos, hasta trabajo desde casa. Desde un café, hasta la mediana muerte del coworking, las oficinas del futuro son una respuesta a la pandemia que vivimos y quienes trabajaron en oficinas físicas estamos viendo en definitiva, una revolución; una gran oportunidad para redefinir la manera en la que trabajamos y reescribir las normas del día a día, ¿te has preguntado cómo hacerlo?

Quizá te interese:
¿Por qué se debe evaluar desempeño?

De inicio debemos tener en mente que quienes dirigimos negocios propios o estamos allí bajo demanda, que los trabajadores necesitan de herramientas digitales que nos ayuden con esto, con ello las oficinas del futuro llegarán tal vez, para quedarse. 

Trabajo remoto definitivo 

Zoom y otros sistemas de videollamadas se convirtieron en nuestros aliados en el trabajo. Es un hecho que aprendemos de sus experiencias y sistema, aunque nadie puede negar que requieres de un arduo trabajo y mucha tecnología para que funcione bien.

Este tipo de herramientas sociales nos abrió la puerta para interactuar de manera remota no sólo con clientes o compañeros de trabajo, sino también con la familia y amigos, lo que convirtió a estas tecnologías en un ‘comité social´, además de transformar nuestro trabajo en un evento más humano, cercano y divertido, todo con el fin de compartir y dista de no tener contacto con las personas, como muchos lo califican, así que es momento de atreverse a dar un giro para experimentar nuevas formas de socializar. 

Un ejemplo propio de esta Nueva Normalidad son las contrataciones en lugares lejanos, con ello encontramos la forma de » expandir el talento», en nuestro equipo y nutrirlo con ideas distintas, con visiones diferentes, además de ahorrar en costes.

Modelo de oficina híbrido

Trabajar uno o dos días a la semana en la oficina y el resto de forma remota, es un alivio para muchos, sobre todo en las grandes ciudades. 

Por desgracia, este modelo podría acentuar algunas desigualdades entre trabajadores, por ejemplo, en función de su conexión a internet o su situación familiar, como de quienes son padres y no gustan de tener a los hijos en casa a la hora de trabajar en home office. Sin embargo, hay otros quienes encontraron en este modelo de ´oficinas del futuro´ el equilibrio entre la vida personal y profesional, reduciendo el estrés y el tiempo de traslado. Aunque es una realidad que no funciona para todo el mundo, sobre todo para quienes prefieren tener una rutina más establecida.

Remoto 1×3

Una semana en la oficina y  tres semanas trabajando de forma remota. Esta manera de trabajo es excelente para la gente que vive lejos de la oficina de trabajo, una semana de desgaste por 3 de relajación en trabajo desde casa, es un gran modo de laborar. 

En este modelo será obligatorio el uso de cubrebocas y claro está que se deberá reservar un sitio en la oficina antes de ir. El número de personal trabajando en la oficina física es reducido y tiene muchas ventajas que incluye estar en la oficina y en contacto con los compañeros. 

Hub & Spoke

Contar con oficinas remotas en otras ciudades o países, hace aprovechar las habilidades locales, es por ello que esta variante de la oficina híbrida con opciones más locales, enriquece tu equipo de trabajo. 

Tiempo de calidad

Al personalizar la calidad de producción, sin supervisar tanto el tiempo de trabajo, lo importante es el trabajo resultante. Con este modelo de oficinas del futuro, se ofrece a los empleados, una flexibilidad para adaptar el trabajo a otros compromisos, con ello se disfruta de la vida familiar y los compromisos laborales. 

Quizá te interese:
Nuevos retos en la gestoría de capital humano

Es un hecho que en conjunto, nos hemos dado cuenta que confiar en nuestros colegas y empleados en el pasado a un cubículo de oficina y responder a un horario de trabajo es prácticamente obsoleto y descubrimos con esta crisis que cuando la gente está en casa, no sabemos lo que hacen en cada momento, por lo que se ha desarrollado un alto nivel de confianza invaluable que no podemos desaprovechar.

Por: Azenet Folch

azenetfolch

azenetfolch

Deja un comentario