Cómo saber si tengo una red conveniente para hacer home office

Cómo saber si tengo una red conveniente para hacer home office

Hacer home office será parte de nuestro día a día en muchas empresas de la CDMX, es por ello que debemos saber si tenemos una red conveniente para trabajar con internet o no. 

Nuestro hogar se convirtió en un espacio para trabajar, aunque por desgracia por falta de la infraestructura correcta, no todo el mundo fue capaz de lograrlo, ya que existen problemas más pequeños, como la falta de puertos USB en la computadora, la seguridad de la red y su rendimiento, es por ello que ahora te decimos qué es lo que debes tener al día para trabajar desde casa sin inconvenientes. 

Quizá te interese:
Productividad desde casa

ROUTER

Saber gestionar la red local, el ‘router’ es la clave. Mantener el mismo aparato que le regaló su proveedor de servicios al conectarle por primera vez a la red, debería ser lo ideal pero la realidad es que este gadget podría estar limitando la velocidad del internet, así como la seguridad de sus datos. Los expertos explican que el ‘router’ debería contar con, al menos, WiFi 5 -la tecnología más extendida- y cuatro puertos de red LAN Gigabit (1000Mbps).

Conectar el ordenador por cable al ‘router’ o trabajar mediante conectividad WiFi, es una de las dudas que todo trabajador desde casa tiene y es que la conexión por cable suele ser la opción más potente, pero hay portátiles o tabletas que no disponen de los puertos de conexión necesarios. Para ello existen routers tan potentes que puedes adquirir en el mercado para que no necesites pasar por malas pasadas a la hora del trabajo. 

CÓMO CONFIGURARLO PARA OBTENER RENDIMIENTO Y SEGURIDAD

Una realidad es que todo depende de a qué te dediques, por ejemplo una persona que trabaje en Recursos Humanos tendrá una base de datos de detalles del personal. Una persona que trabaje en Marketing, tendrá bases de datos de clientes externos y en el caso de alguién que se dedique a Finanzas, tendrá registros muy sensibles. Es decir, la seguridad de la red doméstica debe ser del mismo nivel que cuando el trabajador está en la oficina. Muchas funciones se pueden controlar desde el propio ‘router’.

Crear una red de invitados espesífica sería la mejor forma de administrar quién esté conectado a tu WiFi. No es buena idea dar a los invitados la clave WiFi, ya que les puedes estar dando acceso a toda la red, incluyendo el disco duro del portátil si está encendido, entre otras cosas más de accesos a datos corporativos o privados. Puede ser que en alguno de sus móviles haya un troyano u otro tipo de virus capaz de acceder y copiarse a la red local. Por evitarlo es importante que el ‘router’ permite crear fácilmente una red de invitados o ‘Guest Zone’, creando una red WiFi con otro nombre y contraseña y lo más importante, sólo dando acceso a internet, no a la red local.

Quizá te interese:
Cómo ayuda a tu negocio el sentido de pertenencia en tus empleados

Otra opción interesante es trabajar abriendo una VPN o Red Privada Virtual, un medio utilizado para cifrar los datos y proteger la identidad mediante la adición de una capa de privacidad. Puede usarse para acceder a la red de la oficina desde una ubicación remota, estableciendo una conexión segura y permitiendo acceder a datos o imágenes importantes sin que nadie espíe estas actividades.

Por: Azenet Folch

azenetfolch

azenetfolch

Deja un comentario