Gestión de talento multigeneracional

Gestión de talento multigeneracional

En la actualidad, podemos encontrar empleados de todo rango de edades. Desde empleados con 60 años hasta menores de 30. En su mayoría, en las empresas existen diferentes generaciones y estas están, en muchas ocasiones, limitadas por la época en la que vivieron y por lo tanto su forma de ser, comportamiento y personalidad es diferente.

Distinguir las generaciones en la organización puede ser una ventaja ya que la gestión humana puede ser organizada de forma estratégica. Esto con el fin de conocer la motivación, así como la forma de trabajo y con estos datos poder establecer una sinergia.

Según datos de distintas fuentes, la Generación X es una de las mejores, ya que se encuentran satisfechos con su trabajo. Muchos afirman que probablemente se debe a la falta de internet o tecnología en sus vidas y prácticamente crearon su propia cultura. Es por ello que vemos muchos integrantes de esta generación en puestos de trabajo.

Sin embargo, esto no significa que otras generaciones no sean buenas. Al contrario, los jóvenes han aprendido que las cosas con duran por siempre y deben ser camaleónicos a la hora de introducirse en cualquier ambiente. Sobreponerse a adversidades y que hay que reinventarse. No obstante, pagan el precio de una vida inestable y llena de dudas.

Como todas las cosas, las diferentes generaciones tienen sus pros y contras. Pero mientras un empleado mayor puede traer lealtad y conocimiento, un joven puede traer consigo innovación y ambición.

Por ello es que es imprescindible que las generaciones convivan. Por lo tanto, hay que prestar atención a los detalles que caracterizan a cada generación, así como también como es que perciben la vida personal y laboral.

Quizás te interese:
Vida profesional y personal en balance

Aunado a la pequeña investigación se debe realizar un intercambio de habilidades, esto se puede lograr con actividades lúdicas, que no sólo son intercambio de conocimiento o bien, habilidades (como se mencionó) si no que además fomenta la interacción, haciendo que la armonía reine en el entorno de trabajo.

Como lo hemos mencionado en otros artículos, el conocimiento es la clave del éxito. Por lo que mantener una formación continua es más que necesario. Ofrecer cursos, asesorías, cualquier elemento que pueda ayudar a que las generaciones estén más informadas. Inclusive, el que alguien de una generación enseñe a la otra, puede ser beneficioso para ambas partes. Con esto, se aprovecha de forma exitosa al talento.

A lo que nos lleva a nuestro siguiente punto. Crear equipos mixtos de trabajo, en el que todos puedan exponer sus ideas y se les de su valor. Transmiten conocimiento, continúan con su crecimiento laboral y, además se obtienen distintas ideas. Inclusive, con la unión de ambas, se puede crear algo mejor.

La comunicación es lo más importante en el área de trabajo. Por lo que mantener una comunicación constante con todas las generaciones siempre debe ser lo primero. Además de ello, hay que entender completamente las diferencias de cada generación. Centrarse en el equilibrio de las generaciones para que sea beneficioso para la organización ya que como sabemos, la gestión de capital humano es lo más importante.

Empero, no existe una receta mágica que pueda ayudar a integrar de manera satisfactoria al capital humano. Lo que se puede hacer es simplemente aceptar la diversidad e intentar que la convivencia funcione por el bien de la empresa.

Por: Teresa Maza

Teresa maza

Teresa maza

Deja un comentario