La pandemia dispara el trabajo freelance

La pandemia dispara el trabajo freelance

En los primeros meses del presente año el número de trabajadores independientes y sólo en abril creció en 220 mil.

Si por azares del destino leemos algún artículo -ya sea en algún medio impreso o en alguna página de internet- en el cual se indica que un trabajador independiente o freelance gana, en promedio, 19 dólares la hora, nuestros ojos se agrandan y nuestra mente empieza a hacer cuentas.

Y es que 19 dólares la hora por diez horas resultan 190 dólares, los que multiplicados por la paridad da como resultado unos cuatro mil pesos al día. Nada mal para un freelance.

Sin embargo, no es tan real el asunto. Sí habrá quien gane tal cantidad, pero no en un país como el de nosotros y de muchos otros en el mundo. En naciones subdesarrolladas los salarios, tanto para trabajadores bajo contrato como los independientes, son bajos.

A lo largo de cinco meses de enfrentar la pandemia del coronavirus, miles de empresas determinaron cerrar oficinas y bajar cortinas en talleres o almacenes. Ante ello, la gente no se cruzó de brazos y optó por trabajar en forma independiente (llamado en el argot laboral como freelance).

El freelance no es un fenómeno nuevo en nuestro país. De hecho, cada año aumenta su número en México, aunque ahora con la pandemia las filas de ese tipo de trabajadores se incrementaron notoriamente.

Con exactitud no se sabe cuántos trabajadores autónomos o freelance hay hoy en día en México. No obstante, se afirma que en los primeros meses del presente año el número de trabajadores independientes y sólo en abril creció en 220 mil.

“Vemos que uno de los impulsores de este crecimiento es la gran cantidad de personas trabajando desde casa”, señala Guillermo Bracciaforte, uno de los fundadores de la empresa Workana (fundada hace ocho años y especializada en la contratación de freelancers).

En cuanto a las profesiones con un notable aumento del trabajo independiente, indica que son los de finanzas y administración (con 113%). “El trabajo remoto y freelance ya era una tendencia, pero con la pandemia tuvo una aceleración de cinco años en tan sólo un mes (abril)”.

Otras profesiones que ahora se ven en el campo del trabajo autónomo son la abogacía, ingeniería, diseño y soporte técnico y administrativo.

El mundo de las cifras en muchas ocasiones nos dejan boquiabiertos: “En 2015 los trabajadores independientes en el país aumentaron 2.6%, sumando 13 millones 472 mil personas, superando por casi tres veces a los 4 millones 996 mil oficinistas (…) Esto implica que, por lo menos desde ese año, hay en México tres freelancers por cada oficinista con horario de ocho horas al día”, se expuso en el mes de mayo de 2018 en el Senado de la República.

Por lo que respecta a los ingresos, bien puede señalarse que dependerá de la eficiencia de tu trabajo, del cumplimiento con lo que se te pide desarrollar y de tu honestidad. Sólo así podrás sostener clientes y que estos te llamen por esas cualidades. Empero en el cobro que hagas debes pensar en tus impuestos, en las horas que trabajaste de más para cumplir, en tus gastos como luz, mantenimiento de tus herramientas (laptop o smartphone, por ejemplo), prevención médica e incluso tu ‘aguinaldo’ proyectado.

Porque no solamente es decir “yo trabajo independiente y yo soy mi jefe… y no tengo horario de entrada”; hoy si te vas a dedicar a ser freelance deberás pensar y proyectarte en grande.

QUIÉN ES QUIÉN: En el terreno freelance, los jóvenes entre 21 y 30 años son los que predominan (con 35.6%) y el rango inmediato de jóvenes adultos de 31 y 40 años se ubica en segundo lugar (con 29.5%), según la empresa Workana. Tocante a ingresos, el 46.9% percibe poco menos de 300 dólares al mes (unos 6 mil pesos).

IngridMoss

IngridMoss

Deja un comentario