Ser más asertivo en el trabajo

Ser más asertivo en el trabajo

Ser asertivo muchas veces es muy fácil para muchas personas, pero ¿qué pasa con aquellos que tienden a ser más bien tímidos o reservados aún en el trabajo? Desafortunadamente, algunas veces se aprovechan de ellos. Y no conforme con ello, podría inclusive llegar a arruinarse las posibilidades de crecer laboralmente.

Ser más asertivo no sólo se trata de decir “NO”, si no que es una herramienta que nos ayuda a comunicarnos de mejor manera con nuestros compañeros. Ser capaz de expresarse, no sólo nuestros deseos o sentimientos, si no que también las ideas que tenemos. Todo esto siendo respetuoso y a su vez siendo cauteloso por las consecuencias de lo que decimos.

La falta de confianza es siempre un obstáculo para el asertividad. Muchas veces hay ocasiones en las que no nos comunicamos con nuestros jefes ya que no queremos molestar o simplemente no lo hacemos porque genera ansiedad o miedo, generando entonces estrés y afectando nuestro modo de trabajo.

Callar nunca va a ser una buena opción. Entonces ¿cómo lograrlo?

                Habla, pero elige tus palabras con cuidado

En muchas ocasiones, como mencionamos con anterioridad el hablar con un superior o un subordinado muchas veces causa ansiedad. Pero es necesario y podemos empezar por dar un simple respiro y pensar en que tipo de discurso quiero dar. Uno positivo.

Hay que determinar que tipo de lenguaje utilizamos, ya que este puede tener un efecto positivo o negativo. Hay que trazar una línea, realizando esto es casi seguro que las palabras saldrán de mejor manera e inclusive otras personas pueden subir su nivel de respeto hacia ti.

Cuando eres capaz de defender tu posición y confianza, puedes tener un mejor desempeño.

Quizás te interese:
Recorte de personal… ¿se puede evitar?

                Dale valor a tus palabras

Una vez que has logrado comunicarte con tus compañeros o superiores, trata de no desvalorizar tus ideas. Es común decir cosas como “No es la mejor idea…” o “A lo mejor no funciona pero..”. Evitemos utilizar esas expresiones y confía en tus ideas.

La inseguridad reduce la confianza e inclusive pueden llegar a no utilizar tus ideas aún cuando sean buenas. El valor de tus palabras es importante.

                Ser claros

Tenemos que establecer metas. A dónde quieres llegar.

Como se mencionó al inicio, ser asertivo no se trata de simplemente decir “no” y listo. Sólo hay que negarnos a realizar cosas cuando interviene en nuestros derechos. Sin embargo, no hay que revolver a las personas con lo que nos proponemos.

Esto esta relacionado con nuestro discurso, ser breves e ir al punto. Decir en unas cuantas palabras lo que queríamos decir en varias oraciones.

La asertividad se trata de tener confianza en uno mismo, con ello es más factible que logremos el éxito laborar. Pero no sólo nos hará exitosos si no que hará que nuestro trabajo sea más placentero.

Por: Teresa Maza

Teresa maza

Teresa maza

Deja un comentario