Cómo la tecnología puede dar un impulso a los negocios durante y después de la pandemia

Cómo la tecnología puede dar un impulso a los negocios durante y después de la pandemia

Todo este asunto de “empresas afectadas” no es nada fácil, sino más bien complejo por todo lo que implica.

La realidad está ahí para cientos o miles y miles de empresas o negocios -grandes, medianas y pequeñas-, afectadas por la pandemia del Covid-19. Es un hecho, también, que empresas han tomado el camino más fácil para sostenerse hasta que pase la pandemia: el despido de personal.

En distinto grado, pero a todos los negocios o empresas han sido golpeados económicamente. Desde el punto de vista del dueño o propietario del establecimiento, lo mejor será optimizar recursos (para no seguir perdiendo capital) y al mismo tiempo optimizar la productividad (utilizando tecnología de punta). Eso está bien, pues qué empresario no quiere un negocio que le reditúe más y más y con menos carga laboral y hacendaria.

Empero desde el punto de vista trabajador o empleado, el futuro -bajo esa perspectiva- no es nada halagadora. No sólo su empleo está en juego, sino pone en peligro su proyecto de vida e incluso hasta de su familia. Sin embargo, aunque la realidad sea dura se tendrá que aceptar.

Desde hace meses escuchamos la frase “cuando vuelva la normalidad”. Pues esa normalidad que conocíamos antes de que nos golpeara la pandemia, ya no regresará tal cual. Independientemente de ello -pues incluso desconocemos una fecha para que ya no exista tal enfermedad-, hoy ya algunos empresarios se han puesto las pilas para actualizar sus estándares en las diversas áreas de su o sus empresas.

Para ello, en internet se puede encontrar un buen número de empresas exclusivamente dedicadas a dar respuestas tecnológicas ante la pandemia del coronavirus.

“El sector tecnológico va a crecer notablemente, pues en estos días se está produciendo un incremento de demanda tanto de hardware como de software. Las gente está trabajando desde casa, pero para ello es importante contar con los equipos adecuados”, dice Alberto Bellé, analista de IDG Research, quien no duda en señalar que las Pymes serán las más afectadas por esta crisis sanitaria mundial.

Obviamente todo este asunto de “empresas afectadas” no es nada fácil, sino más bien complejo por todo lo que implica. Sin embargo, así como una ciudad no puede paralizarse, mucho menos un país. Sus empresas tendrán que caminar nuevamente y es probable que cuando empiece la “nueva normalidad” haya tropiezos y obstáculos, pero se tendrá que superar a menos que se quiera caer en otro tipo de crisis cuya consecuencias serían impredecibles, ante el descontento de la gente.

Por ahora, esas nuevas tecnologías se enfocan a una mayor eficiencia en el trabajo en casa.

“Se trata de una situación que va a exigir que todos los trabajadores (tanto de la IP como del sector público) cuenten con las herramientas tecnológicas pertinentes y para esto es necesario que tanto empresas como administraciones sean conscientes de ello”, señala Francisco Hortigüela, director general de Ametic.

Y aunque no lo creas, esto provocará que en el país o la región se cuente con un sistema de comunicaciones lo más eficaz, a fin de dar respuesta a la creciente demanda y soportar los “picos” que pudieran registrarse en las transmisiones.

LA FRASE: «La pandemia ha sacado lo mejor y lo peor de la humanidad (…) La cuestión crítica que todos los países enfrentarán en los siguientes meses es cómo vivir con este virus. Ésta será la nueva normalidad»: Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (29 junio 2020).

IngridMoss

IngridMoss

Deja un comentario