El significado de trabajo ha cambiado.

El significado de trabajo ha cambiado.

Este confinamiento ha cambiado el paso en los hábitos y costumbres de muchas empresas. Lógicamente, también de los empleados.

Nos hemos tenido que acostumbrar a ser muy productivos desde casa. Los puestos de trabajo no solo han cambiado, sino que cambiarán mucho más cuando a partir de septiembre el teletrabajo esté más regulado y organizado.

Tenemos que ser muy efectivos desde casa ya que el concepto del despacho ha cambiado.

El cambio de paradigma de la oficina es una realidad. Estamos más conectados que antes.

Los objetivos, aunque más flexibles siguen estando reflejados en una cuenta de resultados.

En la reorganización de procesos debemos tener algunos conceptos muy claros.

En la vida cotidiana, todos terminamos teniendo una rutina, incluso aquellos que se consideran poco organizados.

Sin embargo, en momentos como el actual en el que la oficina se ha trasladado a la casa, crear o mantener tus hábitos diarios es clave.

También se deben mantener los horarios: si se suele entrar en la oficina a una hora concreta de la mañana, se debe encender el ordenador y empezar la jornada laboral a esa misma hora. La regla también se aplica a la hora de comer y a la hora de descansar.

Para mantenerse concentrado, el empleado necesita encontrar un lugar en la casa donde pueda trabajar.

El espacio ideal es uno con buena luz, temperatura agradable y poco ruido. Estos espacios es la gran innovación que viene. Vamos a tener que buscar huecos “para nuestra productividad laboral”.

La comunicación interna es la gran protagonista. Se tienen que establecer canales creativos e innovadores para un constante flujo de información.

Un diálogo efectivo a través de mensajes instantáneos, correos electrónicos, llamadas o incluso videoconferencias les permitirá estar alineados en todos los proyectos en los que estén trabajando conjuntamente.

Conocer el momento de desconectar es también parte del trabajo. Va a ser muy importante llegar a un acuerdo con la organización para determinar que “todo no vale”

Debemos encontrar nuestras claves de funcionamiento que han sido desarrolladas durante el confinamiento.

Como decimos siempre “no hemos tenido tiempo para ensayar”. Ahora viene una gran prueba y es habituarnos al objetivo de producir con los medios y los espacios que nos ha dejado el Covid 19.Lo importante-como me decía hace unas horas el gran profesional Diego Sánchez de León de LeaderLand- “es seguir vendiendo, produciendo y entregando de forma que el cliente repita”.El resto  ha venido para quedarse.Seguiremos informando.

Joaquin Vega

Joaquin Vega

Deja un comentario