¿Qué se necesita para lograr una entrevista de trabajo perfecta?

¿Qué se necesita para lograr una entrevista de trabajo perfecta?

Recuerda que pueden hablar a tu anterior empleo y conocer, quizá, una realidad distinta.

Ya estás frente al entrevistador o el jefe de personal o el gerente de la empresa; empieza a revisar tu currículum; obvio, estás medio nervioso(a); pasan los minutos y aquélla persona por fin cierra el folder y dice: “Muy bien, muy bien que hayas terminado tu carrera; no todos lo logran”. Y entonces tú empiezas a respirar más tranquilo y estás menos tenso. Sin embargo, te suelta la pregunta: “¿Y  tú, qué sabes de nuestra empresa?”. La mayoría no sabe qué contestar, mientras que una minioría balbucea alguna idea y muy pocos (dos o tres) sí proporcionan una explicación coherente y hasta satisfactoria.

Claro que hay muchos factores más para cuando hay que acudir a la entrevista de trabajo, pero una muy esencial es esa, o sea, saber o conocer algo de la empresa donde estás solicitando empleo.

El día de la entrevista no debes llegar tarde. Debes saber que no eres el único que está tras ese empleo. Tienes que llegar unos 15 minutos antes de la cita programada.

Una primera buena impresión será en la entrevista. Así que, como suena lógico, deberás presentarte bien vestido, con zapatos lustrosos o bien limpios, acertadamente peinado, dientes limpios. Impecable, digamos.

Debes ir “armado” en el buen sentido del término, es decir, con tu cel listo, cargado, pero apagado -es preferible-, así como una pluma y una pequeña libreta, además de un pañuelo de tela o desechable.

Abstente de fumar (si es que tienes esa adicción), aun cuando el entrevistador te lo ofrezca; en todo caso, si hay esa disposición, mejor solicita un vaso con agua.

Para que el entrevistador no te agarre “en curva” al preguntarte por qué te saliste de tu último empleo, debes haber pensado días antes muy bien en la respuesta y siempre con la verdad. Recuerda que pueden hablar a tu anterior empleo y conocer, quizá, una realidad distinta.

Hay decenas y decenas de recomendaciones u orientaciones para llevar a cabo una buena entrevista de trabajo, pero nunca debes olvidar que ésta es la primera parte o la primera puerta de varias que hay que cruzar para finalmente lograr el puesto.

Recuerda que a la empresa ya no sólo le interesa que hayas terminado una carrera profesional (la cual, por supuesto, cuenta mucho), sino además de la experiencia que puedas presentar para el empleo solicitado; del conocimiento de lo que se está solicitando y de esa actitud y aptitud proyectada en las varias entrevistas que realizarás antes de que llegues a la final por esa fuente de empleo.

Un punto más que interesante es el de la percepción salarial. Seguramente te preguntarán: “¿Y cuánto pretende ganar?”. En la seguridad y firmeza de tu respuesta estará tu salario. Si percibías un salario respetable en la anterior empresa debes señalar: “Al menos lo que ganaba” o quizá un poco más. Si titubeas en la respuesta querrá decir que tu aspiración salarial no es demasiada.

Si tienes todo a tu favor -carrera profesional, experiencia, anteriores buenos empleos, buenas recomendaciones y salarios justos- ten la certeza que serás uno de los que llamarán para ocupar el empleo.

PROYECCIÓN DERROTADA: La Organización Internacional del Trabajo (OIT) en enero de este 2020 estableció que “la disminución gradual de la tasa de desempleo observada entre 2009 y 2018 parece haberse detenido”. La OIT no contaba con lo que ha provocado el coronavirus. ¿Cuántos trabajadores se sumaron a las filas del empleo informal arrojadas por la pandemia?

Ingrid M

@ingridmoss

IngridMoss

IngridMoss

Deja un comentario