Deudas: No todas mueren contigo si falleces. ¡Entérate!

Deudas: No todas mueren contigo si falleces. ¡Entérate!

¿Qué pasa con tus deudas cuando mueres? entérate de qué deudas quedan saldadas y cuáles no, para no heredar problemas.

Cuando una persona fallece, una de las principales inquietudes de la familia que se queda, es ¿Qué pasa con tus deudas cuando ya no estás?

Por supuesto las asociadas con las tarjetas de crédito y préstamos, son las principales cuestiones que preocupan a los parientes inmediatos del fallecido. 

Quizá te interese:
Consejos de liderazgo para empresarios y emprendedores

De inicio, el historial crediticio es un reporte que recopila el comportamiento de las personas como pagadoras o no, si solicitaron algún crédito durante su vida, por ello, en México existen dos Sociedades de Información Crediticia (SIC), el Buró de Crédito y el Círculo de Crédito, por ejemplo y estas son las únicas autorizadas para monitorear nuestro historial. Pero ¿Las deudas de la persona que ya no está como tarjetas de crédito y préstamos, pasan a alguien en específico cuando esta muere? Pues la realidad es que cada caso es distinto y la plataforma de servicios financieros Coru.com orienta sobre los pasos generales que se deben conocer.

Lo que necesitas saber es que las tarjetas de crédito de un fallecido deben ser canceladas lo más pronto posible. Es importante saber que las instituciones financieras están obligadas a cancelar una tarjeta de crédito cuando el titular fallece, además eliminan la deuda. En el caso de las tarjetas departamentales, no necesariamente eliminan la deuda. 

Además hay dos puntos importantes que debes conocer al contratar una tarjeta de crédito, para que se lleve a cabo la cancelación exitosa del contrato y sin contratiempos:

1) El tarjetahabiente adquiere un seguro al momento de contratar la tarjeta que ampara la deuda en caso de fallecimiento.

2) El banco condona la deuda en la línea de crédito cuando el titular fallece.

En ambos escenarios, los familiares no tienen la obligación de cubrir la deuda que había en la cuenta al momento del fallecimiento, pero sí de notificar en los siguientes 180 días el deceso del interesado. Es por ello que debes apresurarte a cancelar dichas tarjetas y estar al tanto de los contratos (tarjetas, préstamos, deudas) que poseyó la persona en cuestión. 

Las trampas que los familiares pudieran hacer, son monitoreadas y castigadas. 

Si el banco detecta que existan cargos posteriores a la defunción, sí deberán pagarse, esto aplica tanto en la tarjeta titular como en las tarjetas adicionales.

¿Y el Buró de Crédito, qué?

Este reporte mensual del Buró o del Círculo de Crédito, es la forma en la que conocen qué tan pagador eres o no y por ello es que cuando algún tarjetahabiente o deudor muere, el banco o financiera emite un aviso al mismo y éste, a su vez, pone una ‘clave de observación’ en el registro de esa persona para que no se haga mal uso de la información, por ejemplo, en el caso de suplantación de identidad.

Entonces ¿Cuándo si afecta a los familiares las deudas del difunto?

Los créditos mancomunados con aval, son una manera de continuar con esta deuda, aunque son conocidos por ser relativamente más fáciles de obtener, son complicados en este aspecto. Así mismo los de obligado solidario, crédito de grupo o similar. En este caso, el adeudo aparecerá del historial crediticio de todos los que son codueños y corresponsables del pago, según explica a Coru.com, Wolfgang Erhardt Varela, vocero del Buró de Crédito. Esto significa que cuando alguien muere, y era un mal pagador, el historial negativo se verá reflejado en todos los codueños de ese crédito.

Por otro lado, si el crédito que tuvo la persona en vida es de un bien que se puede heredar, como por ejemplo, una casa o terreno, el contrato del crédito sí puede afectar, para bien o mal, al heredero.

Quizá te interese:
Virus Protect: Una propuesta de emprendimiento en e-commerce para todos. ¡Conócela!

Lo recomendable en estos casos es conocer los términos y condiciones en los que estás adquiriendo un bien y hasta una herencia en el apartado de seguros por muerte, también llamados de Liberación de saldos por fallecimiento, Régimen del saldo por fallecimiento, Seguros sobre saldos o Liberación de saldo insoluto.

Aunado a esto, debes recordar que en caso de que el titular de la cuenta se vuelva a casar y/o cambiar de beneficiarios legales, es necesario actualizar los datos en bancos y entidades crediticias correspondientes, para que así, la deuda no pase a personas con quienes ya no se tiene relación.


Por: Azenet Folch

azenetfolch

azenetfolch

Deja un comentario