Reclutamiento de candidatos: Cómo mejorar una entrevista de trabajo

Reclutamiento de candidatos: Cómo mejorar una entrevista de trabajo

El reclutamiento de candidatos no es nada fácil y aunque seas experto RH, hay detalles que podrías pasar por alto.

Las entrevistas de trabajo y el reclutamiento de candidatos, son complicadas y hasta al mejor cazador se le escapa la liebre, cuando de reclutar gente se trata.

Quizá te interese:
Regreso a la vida laboral segura: Manual de buenas prácticas post Covid-19

Siempre que se lleva a cabo un proceso de reclutamiento de candidatos, debemos estar alerta a los problemas que estos puedan representar al futuro de la empresa y es que muchas veces, con la primera impresión no basta. 

De entrada, creo que muchos de nosotros hemos tenido que lidear con un miembro de nuestro equipo que es en extremo tóxico. Te cuento una historia. Hace algún tiempo me participaron de una situación de acoso por parte de una persona que tomaba fotografías a la gente de una oficina, para luego mostrar a los directivos las imágenes a conveniencia, con tal de ganar “puntos”, ¿Así o más villano el asunto? Por ello es que siempre debemos poner atención a quienes contratamos, aún más si no contamos con un departamento de recursos humanos que esté conformado por personal experto en psicología que detecte patrones de problemas tempranos de conducta. 

Al inicio, cuando hacemos una entrevista a nuestro personal es formalidad, porque no es otra cosa, citar a la gente en una sala de reuniones. Pero no siempre son estos espacios adecuados para realizar tal trámite, ¿Sabes por qué? La respuesta es simple y es que todo depende de la persona que quieres contratar.

Por ejemplo, hay personas que se dedica al rubro creativo, por ende, posiblemente tu estrategia es ponerlos incómodos, sí, pero bien podrías trabajar en su terreno, por ejemplo, invitarlo a la cafetería más próxima a tu oficina. Si te preguntas la razón del porqué, es fácil; piensa en que este suele ser un ambiente más relajado, este espacio se asemeja más al mundo real con situaciones reales más que en un despacho o sala de reuniones y es ideal para poner a trabajar el truco que te hará contratar al personal idóneo para tu negocio. 

Antes de la entrevista, podrías acercarte a la barra del restaurante y pedir al camarero que le traiga mal el pedido que haga el entrevistado, de esta forma, cuando el pedido mal servido esté en la mesa, podrás ver claramente la reacción de tu entrevistado. La pregunta es ¿Se frustrará? Este consejo es mejor que el ya muy usado, dejarlo en espera mucho tiempo en la sala de juntas, créeme, la predisposición de este viejo truco, ya no saca ampollas.

Con esta táctica verás qué hay dentro de su corazón en lugar de ver sólo lo que hay en su cabeza.

Tal vez a esta altura de la nota, entiendas que en el mundo de los negocios nunca sale nada de acuerdo a lo planeado y esta es una buena opción para reventar las metodologías ágiles que a veces fallan. 

El asunto con quienes entran a una compañía nueva como futuros talentos, es que deberían saber cómo recuperarse de las malas pasadas de los problemas en la empresa  y sobre todo, si serán respetuosos cuando los demás cometan errores, ya que en realidad, lo que menos debería preocuparte como líder, es cuáles han sido sus mayores éxitos en la vida y realmente ocuparte del tipo de persona que son o su carácter, porque el mayor reto de un empleado está en la visión del mundo que gira en torno a los demás y no si gira en torno a ellos. 

Quizá te interese:
Habilidades en los empleados que requerirán en el futuro las empresas

Por otro lado, muy al contrario de preguntar este tipo de cosas que no te dirán absolutamente nada, podrías procurar enterarte sobre los mayores fracasos en su vida y conocer si fueron culpa suya o de “otras personas”. Así que pon en una balanza si tiene más valor un currículum impecable o un carácter noble que haga brillar a tu empresa, porque manzanas podridas, hay en todos lados. 

Por: Azenet Folch

azenetfolch

azenetfolch

Deja un comentario