¿Qué es el estrés laboral y cómo se puede prevenir?

¿Qué es el estrés laboral y cómo se puede prevenir?

Es la empresa la que también debe estar al tanto de sus trabajadores y establecer acciones para que el estrés no se presente como epidemia.

De una u otra forma, todos hemos pasado por el estrés laboral, aun sin saberlo. Creemos que ese estrés es simplemente un pasajero dolor de cabeza o porque comimos a deshora. Prácticamente nunca nos ponemos a pensar seriamente el por qué ese mal humor y a qué se debe.

“Cuando el individuo está bajo estrés le resulta difícil mantener un equilibrio saludable entre la vida laboral y la vida no profesional”, señala un estudio de la Organización Mundial de la Salud.

La situación de estrés de la persona empeora si reside en grandes ciudades o metrópolis (como la Ciudad de México o áreas metropolitanas de Guadalajara, Monterrey, Puebla, por citar algunas). No llevas ni diez minutos desde que saliste de su casa rumbo al trabajo, cuando el tráfico te pone de mal humor.

¿Qué síntomas te produce el estrés o cómo detectar que estás muy tenso? (“nervioso”, se llega a decir comúnmente).

a) Tensión muscular como por ejemplo en: el cuello, hombros, espalda; también un inesperado dolor estomacal y registrar insomnio.

b) Mal humor es un síntoma claro del estrés y en ocasiones te vuelves insoportable tanto para tus familiares como con los compañeros de trabajo.

c) La depresión y el llanto son otros puntos destacados de esta enfermedad; entre lo más extremo es que puedes volver a vicios incluso ya superados por ti, como el fumar, el alcohol o alguna droga más fuerte.

Con frecuencia nosotros mismos nos auto-recetamos o escuchamos la conseja del amigo o familiar con la invitación: “Mira, tómate esta copa y verás que te sentirás mejor”. Y es muy probable que esa ”copa” termine en el consumo de casi de la botella.

En el campo laboral, los estudiosos del tema afirman que entre los factores del estrés laboral están: la carga de trabajo; la desmedida responsabilidad; condiciones laborales poco satisfactorias (o sea, que el salario no corresponda al trabajo que se realiza), así como a las relaciones humanas problemáticas.

No es fácil resolver el estrés, pero con un verdadero ánimo de superarlo y que logres controlar ese mal genio, es necesario, antes que nada, reconocer que tienes esa ansiedad o tensión, para luego encontrar al profesional o profesionales a fin de que te orienten y sigas las indicaciones. Además, punto importante en el tratamiento es el apoyo de sus familiares o amistades más cercanas e incluso de tus compañeros en el trabajo.

¿Pero quiénes tratan el estrés?

Bueno, son los psicólogos clínicos y los psiquiátras, trabajando en equipo.

“Dependiendo del caso y del trastorno, a veces es útil seguir una combinación de terapias farmacológicas (dirigidas por el psiquiatra) y psicológicas (dirigidas por el psicólogo). Las primeras ofrecen resultados más rápidos en el control de los síntomas y requieren una menor implicación del paciente en la resolución del problema, sin embargo, la estabilidad de la mejora una vez suprimidos los tratamientos es menor. Los tratamientos psicológicos, también se ocupan del control de los síntomas, pero van más allá y ayudan al paciente a desarrollar estrategias para una gestión más satisfactoria de la ansiedad, de los factores que la originan y mantienen, y de su prevención”, se explica a manera de introducción en la Clínica de la Ansiedad (Madrid, España).

“Terapia con fármacos sola no es recomendable, dado que los ansiolíticos usados para estas condiciones son adictivos y perpetúan la condición, cosa que la terapia psicológica no hace, pues realmente combate la fuente”, explica Carlos Morales, licenciado en Psicología y Terapia cognitivo-conductual, de la Universidad Autónoma de Nuevo León. 

Empero, es la empresa la que también debe estar al tanto de sus trabajadores y establecer acciones para que el estrés no se presente como epidemia. Por ejemplo fomentar el trabajo en equipo, reconocer el desempeño, escuchar propuestas o puntos de vista de los empleados, entre otras, son importantes para que el trabajador se sienta mejor en la empresa.

Como se dice: todo tiene solución, menos la muerte.

DATOS ESTRESANTES: Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el 43 por ciento de los mexicanos padecen estrés laboral; mientras, un estudio de la Facultad de Psicología de la UNAM indica que al menos el 35 por ciento de los mexicanos (entre 29 y 45 años de edad) se consideran adictos al trabajo.   

IngridMoss

IngridMoss

Deja un comentario