Vendes porque vendes: Conoce cómo llevar a cabo una entrevista exitosa con tu cliente

Vendes porque vendes: Conoce cómo llevar a cabo una entrevista exitosa con tu cliente

Todos los cometemos, aunque el problema latente reside casi siempre en la primera entrevista.

Entérate de cuáles son los detonantes de los errores durante una primera entrevista con un cliente.

Durante una oportunidad de negocio es recurrente que en la primera entrevista cometamos errores que nos pueden costar la ruptura de la relación perfecta con un cliente. Lo más probable es que si esto te sucede, sean tus primeros pasos como autónomo y no sepas manejar la situación. Descuida a todos nos pasó, por ello te comparto estos consejos.

La técnica de la ‘puerta fría’

En definitiva, ya no se usa. Hoy día es casi imposible que las personas te reciban sin previo aviso, ya que hay mil maneras de comunicarte con él-ella y además esas mismas formas se aplican a que puedan ponerlo en aviso de tu presencia rápidamente sin que te des cuenta y adelantar así la negativa de tu recepción. Aunado a ello, no hay manera de entrar a un edificio sin registro o permiso. 

Si somos rechazados por falta de profesionalidad, nuestro prestigio sufrirá un serio revés y nos cerrará muchas puertas de cara al futuro.

Poca innovación

Vivimos en una era revolucionaria, donde todo lo que hay frente a nosotros es innovación y evolución, por ello si no estudias a la perfección tu propuesta y carece de innovación, la esta se te irá al suelo en pocos minutos. El interlocutor tiene que saber de cierto que nuestro producto es diferente, que facilitaremos su trabajo y gestión, además de generarle ganancias.

No saber quién es la competencia

Las condiciones de venta de nuestros rivales son la base de la reunión. Las empresas a las que solicitamos una primera entrevista seguramente tienen sus proveedores estrella entre los que no figuramos y son nuestros competidores. El secreto está en convencer a los clientes en esa misma cita que nuestro producto es mejor y la razón del porqué. 

Inseguridad en el habla

Los nervios nos juegan malas pasadas. Cuando sucede esto, los clientes detectan anomalías que se traducen en falta de pericia en el tema que tratamos, por lo que la recomendación es llevar perfectamente estudiada la presentación, si cuentas con una. Esto te hace ver más profesional, además te sirve de apoyo y distractor para que no te miren todo el tiempo a ti y con ello tienes ganado terreno para expresarte con fluidez.

Contactar a las personas equivocadas

Las encargadas de filtrar las llamadas por lo regular son las asistentes y por supuesto que ellos o ellas, no estiman lo importante de nuestra oferta, por esa razón las ignoran o simplemente son poco relevantes ya que incluso desconocen de lo que les hablamos, aunque si ganamos su confianza, todo puede cambiar en el camino. 

Otro punto que no está a favor, son los contestadores automáticos. Cuando pasa esto, es difícil que devuelvan la llamada, pero no podemos rendirnos y hay que insistir hasta lograr el objetivo. 

Clientes renuentes 

Existen relaciones cliente vendedor, que son verdaderas instituciones con vínculos estrechos incluso familiares e históricos. Esto no nos debe desmerecer. Siempre puede llegar alguien mejor que iguale o supere la oferta que les haga ahorrar dinero. 

Otra cosa que puede tirarnos la venta, es que existen clientes que cambian de proveedores por miedo a alterar la tendencia. Si estudiamos perfectamente al prospecto, podemos mejorar las condiciones que la competencia ofrece y estimular el deseo de mejora de nuestro potencial cliente, con ello estamos en el juego y lo que resta es no soltar el balón. 

Por: Azenet Folch

azenetfolch

azenetfolch

Deja un comentario