Escalar tu negocio no siempre significa aumentar tus ventas

Escalar tu negocio no siempre significa aumentar tus ventas

Cuando las startups buscan escalabilidad, la respuesta por lo general es «Más ventas», aunque este logro no supone que necesariamente están en la cima.

¿Cómo alcanzar el éxito con tu startup en cuanto a escalabilidad se refiere?

Cuando las startups buscan escalabilidad, la respuesta en su cabeza por lo general es “Más ventas”, aunque este logro no supone que necesariamente estás en la cima.

Esta vez te compartiré algunos puntos que son necesarios para conocer de inicio si tu startup va por buen camino o necesitas rectificar el ascenso. 

De entrada, la escalabilidad demanda que la compañía sea capaz de generar beneficios sin aumentar su estructura en gastos en paralelo.

Recuerda que tu modelo de negocio debe poder disparar la rentabilidad a medida que atraes clientes. 

Debes saber que las compañías más rentables son las SaaS, por supuesto requieren altos costes iniciales de desarrollo, pero no subsecuentes en producción o distribución. 

Si por ejemplo, tu emprendimiento es digital, los productos aportan un gran valor y no existen problemas de distribución, por lo que su costo es prácticamente cero en entrega y cada nuevo cliente aporta en ganancias brutas, además contribuye a incrementar la rentabilidad de la compañía.

Tu startup no depende de los fundadores para vender

Aquí el secreto es trabajar en el modelo de negocio, no dentro del modelo de negocio. 

El no depender de una persona en concreto, te da la libertad necesaria para atraer más clientes. Es decir, tu negocio no debe depender de tus empleados, sino de sus procesos. 

Aquí la clave. El reemplazar a cualquier persona en cualquier momento o aumentar un área entera del negocio de forma casi inmediata sin depender de los que la han operado hasta entonces, es la forma más viable de escalar tu compañía. 

Poder tener fluidez para invertir en una campaña de marketing o ventas y que genere cantidad determinada en beneficios brutos, se traduce también en escalabilidad.

En definitiva, los procesos operativos son importantes, los procesos de marketing y ventas son esenciales, aprende este mantra, ya que estas dos últimas áreas son las que generarán las ganancias a tu empresa. 

Debes analizar que reinvertir en marketing y ventas, es la única forma de poder sostener un crecimiento de doble dígito, es decir, el crecimiento de las ventas no supone un aumento en costes y donde existe un buen funnel de ventas, verás la traducción en ganancias al alimentarlo.

Un customer churn aceptable [la tasa o porcentaje de cancelación de clientes] hace de tu negocio un emprendimiento escalable.

Es un hecho, tu customer churn debe ser relativamente bajo. Si pierdes cada cliente que captas, tu negocio va directo al fracaso, lo ideal aquí es captar clientes a una tasa de crecimiento del 150% con un churn del 100%. Esto es poder retener el 100% de los usuarios de los que ya dispones. 

En este paso, de nada sirve que inviertas en marketing sin poder aumentar el LTV de tus clientes actuales [el Lifetime Value es el valor neto de los ingresos que genera un cliente durante el tiempo que es cliente] con un gasto de 0 pesos en el costo de captación adicional. 

Ojo en este punto porque debes cuidar que tus procesos sean estables, de tal manera que aumente tu fuerza de ventas para llegar a más consumidores y exprimir los leads al máximo. 

Para finalizar, debes saber que no todos los negocios son escalables, un ejemplo de ellos son los bancos de inversión y las grandes consultoras. Sólo ten en cuenta que casi siempre nos medimos ante empresas famosas que son unos gigantes en su rubro y de nada sirve compararnos y perder en ello la atención que podríamos dedicar a construir una empresa sólida propia. 

Por: Azenet Folch

azenetfolch

azenetfolch

Deja un comentario