Home Office ¿Estamos preparados?

Home Office ¿Estamos preparados?

El estado de la pandemia actual ha hecho que muchas empresas tengan que usar el modo de “Home Office” como una alternativa para no dejar de producir, sin embargo la falta de compromiso, en otras ocasiones la falta de destreza para realizar ciertas actividades que pueden provocar un retraso en las actividades.

Es claro que la pandemia esta modificando la forma en la que nos desarrollamos, de forma inmediata la rutina del trabajo se vio modificada, aunque a estas alturas algunas personas ya estaban familiarizadas con la forma de trabajo remota, pues no es nueva esta modalidad, pero solo algunos privilegiados disfrutaban de esta forma tan “extraña” para la mayoría de trabajar, para el resto de los mortales que acostumbraban ir a una oficina y cumplir un horario, esta nueva forma de trabajar parece estar alienando sus rutinas diarias, pues no tienen la costumbre de preparar su día en base a su trabajo.

El “Home Office” llego a revolucionar la forma de hacer nuestras actividades productivas, si bien ya existían empresas que se adaptaron desde años antes a este tipo de trabajo, para muchos más allá de ser una alternativa cómoda, es una actividad que levanta más dudas, tanto para la empresa como para el empleado, pues nos hemos dado cuenta que en esta situación hay empleados que están lejos de ser productivos y por otro lado hay quienes saben manejar a la perfección esta situación.

¿Estamos preparados para este tipo de trabajo a distancia?
Muchas de las dudas se reducen a esta pregunta y es que el saber si estamos preparados o no para el trabajo remoto, depende más de la disposición de ambas partes, tanto del empleado como del empleador, pues hay muchas empresas que no necesitan que su plantilla se presente a cumplir un horario en la oficina, pero también existe la duda provocada por algunos empleados que tienen que tener la presión del líder en la oficina para poder cumplir con sus tareas.

Con esta emergencia sanitaria, hemos tenido que adaptarnos, pero muchas empresas duda de la capacidad productiva de los empleados y en la capacidad de la infraestructura tecnológica, abriendo un área de oportunidad para implementar nuevas modalidades en cuanto a dinámicas para mejorar la comunicación y el liderazgo y el uso de herramientas digitales.

A pesar de que el “Home Office” este estigmatizado por creencias de baja productividad, falta de compromiso y poco control sobre los equipos de trabajo, es el tiempo perfecto para generar confianza y quitar estas creencias que no ayudan a la generación de este tipo de empleos, que en ciudades sobre pobladas ayudan a agilizar la movilidad.

Juliana Rodríguez, quien es líder de Estrategias de Talento de Mercer Argentina, comenta

“Estos mitos que pueden sonar a dichos conocidos en las organizaciones, operan como verdaderas barreras para la implementación de este tipo de prácticas”

startup-594090_1920

Juliana Rodríguez propone que se puede mejorar la reputación del “Home Office” si se aborda desde cuatro pilares fundamentales: cultura, liderazgo y gestión, personas y estructura tecnológica.

Cultura
Esquemas de comunicación y colaboración
Gobierno y toma de decisiones
Definición de expectativas de cada puesto
Recursos internos para rutinas efectivas de trabajo

Liderazgo y gestión
Compromiso, visibilidad y alineación del liderazgo
Herramientas para analizar ROI, costos y beneficios, compromiso de los empleados
Herramientas para analizar su aplicabilidad

Personas
Entender la situación y ser empático
Gestión del cambio

Estructura tecnológica
Revisión y documentación de políticas
Re diseño de puestos
Medición de productividad
Herramientas tecnológicas y de colaboración adecuada

“Vamos a estar brindando claridad al saber qué es lo que está pasando en el contexto y en ese contexto sabemos cómo impacta en mi organización, en mi industria y en mi estrategia. También porque estamos ayudando a una evolución sustentable al concepto de flexibilidad en la organización, porque vamos a estar identificando cuáles son los cambios en la cultura, en los líderes y cuáles va a ser mi estrategia de transformación”,

expone Juliana Rodríguez.

Por:@klonher

Fuente Factor Capital Humano

klonher

klonher

Deja un comentario